19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 26 de abril de 2008

    La Consejería canaria de Sanidad creará un Servicio de Prevención de Riesgos Laborales

    SANTA CRUZ DE TENERIFE, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias trabaja en la creación de un Servicio de Prevención de Riesgos Laborales propio, adecuado a las necesidades de sus centros de trabajo y de los riesgos profesionales a los que la plantilla está expuesta.

    Así lo informó la administración en un comunicado enviado hoy a los medios en las que se ha explicado además que dicho servicio abordará la vigilancia de la salud de todo el personal sanitario, por lo que se aprovechará la experiencia de los propios facultativos para que sean ellos los que verifiquen el estado de salud de sus compañeros de trabajo.

    Además, se tratará de complementar las acciones de este Servicio de Prevención con las colaboraciones de Servicios de Prevención Ajenos, en especiales preventivas aún por determinar, pero que previsiblemente serán la Ergonomía, Psicosociología y la Higiene Industrial.

    Sanidad también establecerá un modelo organizativo preventivo a todos los niveles jerárquicos, de tal manera que cada uno de los miembros que forman parte del Servicio Canario de la Salud tendrá, además de sus cometidos profesionales derivados de su categoría profesional, un ámbito de responsabilidad parcelada en materia de prevención de riesgos.

    Se potenciará la concienciación en todos los ámbitos del Servicio Canario de la Salud para que los trabajadores reciban la información adecuada sobre los riesgos que existen en su puesto de trabajo, así como la manera de hacerles frente.

    En este campo, se tienen pensadas campañas específicas en función de los mapas de riesgo, es decir, una vez que se concluyan las evaluaciones de riesgos podrán detectarse cuáles son los riesgos de mayor envergadura que no están siendo atendidos o que hubieren pasado desapercibidos, para centrarnos posteriormente en la aplicación de un conjunto medidas preventivas específicas encaminadas a controlarlos. ATENDER A LAS SINGULARIDADES.

    La Dirección General de Función Pública, a través de su Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, es la que coordina y dirige todas las políticas sobre implantación de sistemas de gestión de prevención de riesgos laborales en nuestra Comunidad.

    Se dispone para ello de un Servicio ubicado en la Dirección General de Recursos Humanos -la Jefatura de Servicio en Prevención de Riesgos Laborales- que este año se verá dotada con nuevos técnicos de prevención y que permitirán el impulso definitivo para la implantación de las distintas medidas y políticas preventivas específicas en el ámbito sanitario.

    Para llevar a cabo una organización preventiva homogénea en los grandes hospitales, resulta necesario en dichos centros unidades descentralizadas del Servicio de Prevención (una por hospital) armonizando bajo un único modelo su estructura orgánica y dotación humana.

    El objetivo de la Consejería de Sanidad en este sentido es armonizar todos los modelos de organización preventiva en los hospitales para que respondan a un único patrón. Para ello, desde la Secretaría General Técnica se está trabajando en un diseño común que atienda las especialidades de seguridad, higiene, ergonomía y vigilancia de la salud.

    Al mismo tiempo, desde esos servicios centrales se va a analizar un modelo para las gerencias de Atención Primaria, Centros de Salud y Atención Especializada, que responda a las realidades de sus distintas envergaduras y procesos. El proyecto de organización preventiva será sometido a consulta de los representantes de los trabajadores, al objeto de que se formulen las aportaciones que consideren convenientes.

    En esta fase inicial, Sanidad está elaborando las evaluaciones de riesgo que permitan conocer el mapa de situaciones de riesgo en cada establecimiento para diseñar las acciones o medidas preventivas encaminadas a eliminarlos o reducirlos hasta un nivel de control aceptable. Además, los hospitales están a punto de culminar sus planes de emergencia y evacuación, que atienden simultáneamente la seguridad de pacientes y trabajadores, y que son instrumentos absolutamente necesarios para garantizar la seguridad de las personas presentes en dichas instalaciones.

    La consolidación de este modelo permitirá la implantación, a todos los niveles jerárquicos, de una conciencia preventiva en los equipos humanos, y como consecuencia, una reducción de los índices de siniestralidad laboral en el sector sanitario.

    FORMACIÓN.

    La formación en riesgos laborales tiene especial importancia en el sector sanitario, porque hay un colectivo amplísimo de trabajadores expuestos a muy distintos riesgos y algunos de esos riesgos son de sustancial envergadura.

    En este sentido, las acciones que se han realizado pasan por ofrecer una formación adecuada sobre los riesgos a los que los profesionales están expuestos, tanto en su dimensión teórica como práctica. De la formación teórica se encarga, desde hace tres años, la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias (ESSSCAN), dependiente de la Consejería de Sanidad, que imparte cursos de formación y capacitación en sus distintas categorías y para colectivos profesionales estatutarios acerca de los riesgos posibles en sus centros sanitarios.

    También Sanidad recibe acciones formativas específicas de las mutuas de accidentes de trabajo, que intervienen como servicios de prevención ajeno.

    Sanidad quiere potenciar las acciones formativas de la ESSSCAN, para lo cual está previsto crear módulos de formación preventiva que van mucho más allá del nivel básico, formando a los mandos intermedios para que a su vez puedan desplegar esas ofertas y trasladar las enseñanzas a escenarios de formación práctica en los propios centros de trabajo.

    En este sentido, desde 2005 a 2007, la Escuela ha realizado más de 300 cursos de prevención de riesgos laborales en el ámbito sanitario, con un total de 2.000 horas lectivas. Para 2008, la Escuela tiene en proyecto impartir 700 horas lectivas repartidas en 110 cursos.