18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 19 de julio de 2014

    La crisis reduce un 54,7% la producción de crudo de la Refinería

    Las emisiones de SO2 se han visto reducidas un 66% en los últimos cinco años

    La crisis reduce un 54,7% la producción de crudo de la Refinería
    CEDIDA

       SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

       La crisis económica ha condicionado el funcionamiento de la Refinería 'Tenerife' a lo largo de 2013, en el que la actividad de refino alcanzó su mínimo de los últimos tiempos, ya que la parada de las unidades de producción durante cuatro meses provocó que el año se cerrase con un consumo de crudo de 2 millones de toneladas, un 54,7% menos de su capacidad máxima, que es de 4,5 millones.

       Así se desprende de la Declaración ambiental anual correspondiente a 2013, que fue presentada en un acto celebrado en la propia instalación que ha contado con las intervenciones del director de la Refinería, Salvador García; el responsable de HSE (Protección Ambiental, Seguridad, Calidad y Laboratorio), Enrique Turégano, y la responsable de Protección Ambiental del centro, Maite Núñez.

       El documento recoge el comportamiento ambiental de la instalación durante el pasado ejercicio en materia de emisiones, vertidos, gestión de residuos, consumo de materias primas o calidad del aire, al tiempo que refleja sus metas y objetivos y el grado de cumplimiento de los mismos, que ha alcanzado el 89%.

       Entre las actuaciones más relevantes llevadas a cabo en 2013, destaca la puesta en marcha de la Planta de Ósmosis, que ha permitido ahorrar 750 toneladas de combustible para la desalación del agua que necesita la Refinería; la aplicación de un plan de reducción de emisiones de NOx, y la disminución de olores en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales al haberse cubierto varias de sus balsas.

       En lo que respecta a emisiones a la atmósfera, la Refinería registró valores inferiores a los valores límite que fija la Autorización Ambiental Integrada (AAI), tanto en SO2, como en NOx y partículas PM10. Y ello tanto en la emisión total en toneladas, como en el ratio de emisiones por tonelada de crudo destilado. En este último caso,  se siguió el comportamiento alcanzado en 2012, con mínimos históricos.

       Durante la presentación, Enrique Turégano ha asegurado que "nunca antes se ha medido y evaluado tanto la calidad del aire de las zonas cercanas a esta instalación como se ha hecho en el último lustro, desde que en 2009 entrara en vigor la Autorización Ambiental Integrada (AAI) otorgada a la Refinería por la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias".

       Turégano quiso recordar que se trata de la AAI "más exigente" de España, en especial en lo relativo a emisiones de SO2, y que la Refinería ha cumplido sus exigencias de manera "holgada" en ese aspecto gracias a un "enorme esfuerzo inversor" y a un conjunto de profesionales que supervisan "en todo momento" este asunto. "En los últimos cinco años, las emisiones de SO2 de la Refinería se han visto reducidas en un 66 %", resaltó.

       En cuanto a la calidad del aire de la zona, Turégano ha explicado que se ha podido constatar que en condiciones meteorológicas normales, que son las habituales en Santa Cruz de Tenerife, los datos de inmisión difieren "muy poco" entre la Refinería parada y en marcha. Es en los momentos de condiciones atmosféricas desfavorables cuando el impacto ambiental de la instalación es más significativo, añadió.

       El responsable de HSE apuntó, además, que la materialización de las inversiones y protocolos de mejora derivados de la AAI se han visto también reflejados positivamente en los datos registrados en la red de estaciones de medida de la calidad del aire (inmisión), que se encontraron nuevamente en 2013 "muy por debajo" de los límites legales establecidos, tanto en los meses en los que la Refinería estuvo parada como en los que estuvo en marcha.

    RECURSOS ECONÓMICOS ASIGNADOS A LA GESTIÓN AMBIENTAL

       Los gastos e inversiones medioambientales destinados a minimizar el impacto de la Refinería sobre el entorno superaron los 17 millones de euros en 2013, de los cuales 6,3 millones han sido inversiones, dirigidas en su mayoría a proyectos relacionados con la mejora de la eficiencia energética, lo que está permitiendo un ahorro y una reducción de emisiones a la atmósfera.

       En la última década, Cepsa ha dedicado más de 162 millones de euros a la gestión ambiental de la Refinería en materia de aire, agua y suelo, de los que 69 millones corresponden a inversiones, un esfuerzo económico que, según Salvador García, "demuestra el compromiso de la compañía y de esta Refinería con el cuidado del entorno en el que desarrolla su actividad, para lograr una mejora ambiental continua".

       En 2013 también se inició el tercer periodo de asignación (2013-2020) de derechos de emisión de CO2. Las instalaciones de cogeneración han dejado de recibir derechos gratuitos, a pesar de lo cual, el balance de emisiones de Gases de Efecto Invernadero correspondientes al ejercicio de 2013 relativo tanto a la Refinería como a su planta de cogeneración han supuesto un superávit de 34.102 toneladas de derechos de CO2.

       Respecto a la gestión de residuos, Cepsa es gestor autorizado de dos tipos de residuos peligrosos en Canarias incorporándolos nuevamente al proceso productivo. Se trata de los aceites usados industriales y de las aguas de sentinas y residuos oleosos de barcos (Marpol).

       En 2013, la Refinería recibió y gestionó 2.151 toneladas de aceites industriales usados procedentes de talleres de automoción, concesionarios e industrias de toda Canarias. Al mismo tiempo, la recepción de residuos oleosos se ha incrementado, hasta alcanzar las 30.800 toneladas, pues la Refinería gestiona en la actualidad estos residuos procedentes de todas las islas.