29 de marzo de 2020
14 de septiembre de 2009

El Gobierno canario garantiza el "amparo" de los hijos de la mujer asesinada e insta a "llamar" para salvar vidas

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, garantizó hoy el "amparo" de los dos hijos de la mujer, de 31 años y de nacionalidad uruguaya, asesinada el pasado sábado en el municipio de Granadilla de Abona (Tenerife) presuntamente por su pareja, quien, posteriormente, se suicidó arrojándose por un acantilado.

Así lo manifestó Rojas en declaraciones a los medios de comunicación en la capital grancanaria tras el acto de condena del Ejecutivo regional, presidido por el presidente, Paulino Rivero, por la muerte de esta mujer, la quinta víctima mortal de violencia de género en las islas en lo que va de año.

"Hemos vuelto a bajar el Gobierno para volver a manifestarnos una vez más por una víctima de violencia de género y no queremos que sea una manifestación sin más, ni de la impotencia que sentimos, sino que esta manifestación sea de verdad la responsabilidad de toda la sociedad", reiteró la consejera, que incidió en que la ciudadanía se dé cuenta de que "esto no es un problema de las personas que lo sufren, de las mujeres y de su entorno más próximo como el de sus hijos, sino que es un problema de todos".

En este sentido, instó a que las personas que se encuentran en torno de la víctima de violencia de género deben "sentirse responsables de haber tenido que llamar antes ya que podíamos haber salvado una vida".

"Casi todos sabemos si de verdad se está produciendo un maltrato, la gente que está alrededor de la persona maltratada lo sabe, intuye a ese hombre violento, así que por favor seamos capaces de llamar al 112, que no tiene ninguna consecuencia para quien llama y puede salvar una vida y la vida de niños", apostilló emocionada.

SUS ABUELOS VIAJAN DESDE URUGUAY

Rojas mostró su "más sentido pesar" a las familias y amigos de los fallecidos, sobre todo de la mujer, y dejó claro que "los niños están en estos momentos con familiares a la espera de que sus abuelos lleguen de Uruguay para ver si la justicia entiende que pueden hacerse cargo de ellos". De lo contrario, la consejera subrayó que "los niños tienen el amparo absoluto del Gobierno".

"Los niños son los más débiles y los que pagan estas consecuencias", agregó Rojas, que hizo especial hincapié en que: "Todos nos sintamos absolutamente responsables y no dejemos esto sólo en la responsabilidad de las mujeres maltratadas".