2 de diciembre de 2020
27 de diciembre de 2006

Una sentencia legitima al actual gobierno de San Bartolomé al rechazar los recursos de la oposición para anularlo

LAS PALMAS (EUROPA PRESS)

Una sentencia ha avalado los diferentes actos administrativos que dieron lugar a la toma de posesión de la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana y su posterior configuración del gobierno local, después de que la oposición denunciara en los juzgados una serie de irregularidades en esos trámites posteriores a la moción de censura que descabalgó del poder al Partido Popular.

Los conservadores llegaron a presentar hasta tres demandas que han seguido la misma suerte, aunque es esta última la que contiene y argumenta el grueso de sus peticiones. En ella se solicita la nulidad del pleno extraordinario convocado para adoptar las citadas resoluciones administrativas, al entender los populares que esa sesión supuso la vulneración de sus derechos fundamentales a la participación política. Según los recurrentes, en la convocatoria no se respetaron los plazos señalados por la ley, tampoco pudieron estudiar el expediente, y no se justificó suficientemente la razón de la urgencia. De hecho, la oposición siempre ha mantenido que la actual regidora Concepción Narváez nunca llegó a tomar posesión de su cargo.

Sin embargo, el fallo judicial declara que las irregularidades denunciadas son meras contravenciones de normas reglamentarias y no vulneraciones de derechos fundamentales. Además, aclara que fueron los demandantes quienes decidieron voluntariamente no asistir a un pleno cuya convocatoria les fue debidamente notificada.

La sentencia también niega a los populares el derecho a acceder a la alcaldía mediante el sistema de elección en este caso concreto, al considerar que los recurrentes, tras denunciar la vacancia en el puesto por una falta de posesión inmediata, no han acreditado el acceso directo pretendido, por lo que no se puede entender que se limitara ese derecho.