20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 3 de enero de 2009

    Sucesos.- Un guardia civil de Tenerife resulta herido al intentar trasladar a 200 menores de un centro de internamiento

    SANTA CRUZ DE TENERIFE, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Un guardia civil de Tacoronte (Tenerife) resultó herido ayer cuando intentaba trasladar, junto a otros agentes, a unos 200 menores a otro módulo del centro de internamiento en el que se encontraban, según informó la Benemérita en nota de prensa.

    Los hechos se produjeron sobre las 22.30 horas en el citado centro de menores, ubicado dentro del término municipal de El Rosario, momento en el que los jóvenes se negaron a trasladarse a otro módulo del mismo recinto, por lo que decidieron enfrentarse a los cuidadores, incitando a otros compañeros a unirse a las protestas y participar.

    Posteriormente, cuando los agentes intentaban calmar la situación, un guardia civil sufrió una luxación en el hombro al recibir el impacto de un objeto arrojado por uno de los jóvenes. Unas horas más tarde quedaba restablecido el orden y se daba por concluido el incidente.

    Por otro lado, en el municipio de Arico (Tenerife), el grupo de montaña de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife, en colaboración con miembros de otras fuerzas de seguridad, realizaron ayer tareas de búsqueda de un joven británico de 20 años después de que sus familiares y amigos, con los que se encontraba de vacaciones en la isla, lo dieran por desaparecido.

    La hermana del joven y dos personas adultas, todos de nacionalidad británica, habían salido a hacer senderismo en el paraje conocido como La Puente, en Arico, a medio día de ayer, cuando a mitad del recorrido echaron en falta al joven. Fue en ese momento cuando los familiares acudieron a la Guardia Civil donde indicaron su desaparición.

    Sin embargo, la Benemérita después de buscarlo durante unas horas y sin obtener resultado alguno, dio la alarma a los servicios de emergencias que fueron activados. Finalmente, tras una "intensa" búsqueda, el joven consiguió ponerse en contacto con la hermana comunicándole que en el transcurso de la excursión se había perdido, logrando encontrar el camino de vuelta a su domicilio, en Adeje, donde llegó por sus propios medios.