24 de mayo de 2019
  • Jueves, 23 de Mayo
  • 16 de mayo de 2010

    Técnicos del ITER (Tenerife) trabajan en Sudamérica para promover las energías renovables como motor de desarrollo

    SANTA CRUZ DE TENERIFE, 16 May. (EUROPA PRESS) -

    Técnicos del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), organismo autónomo dependiente del Cabildo de Tenerife, se encuentran en Perú, Paraguay y El Salvador para comprobar el correcto funcionamiento de las instalaciones en el marco del programa Euro-Solar, y asimismo, realizarán labores de formación dirigidas al personal encargado de la asistencia técnica del programa y de las Células Nacionales de Coordinación.

    El Programa Euro-Solar es una iniciativa pionera a nivel mundial de la Oficina de Cooperación de la Comisión Europea (EuropeAid). Su principal objetivo es promover las energías renovables como motor de desarrollo humano en los ocho países más desfavorecidos de América Latina: Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Perú. El programa contempla la instalación de 600 kits de producción de energía basados en fuentes renovables y compuesto por paneles fotovoltáicos y, en algunos casos, por un aerogenerador de apoyo. Los beneficiarios finales del Programa y futuros propietarios de los kits se estiman en más de 300.000 personas de 600 comunidades rurales, que actualmente no tienen conexión a la red de suministro eléctrico.

    El kit, que será instalado en cada una de las comunidades rurales beneficiarias constará, además del sistema de generación de energía, de los siguientes equipos: cinco ordenadores portátiles, un equipo multifunción (impresora y escáner), un proyector, equipos (antena, ODU e IDU) para permitir acceso a Internet vía satélite y telefonía de voz, purificador de agua, nevera, cargador de batería, iluminación exterior e interior, junto con un foco de 200 vatios.

    Euro-Solar es un programa integral, ya que no sólo se limita a la instalación y puesta en marcha de los equipos, sino que incluye la capacitación a los miembros de las comunidades para la gestión y mantenimiento de los equipos y el apoyo a los beneficiarios en el desarrollo de servicios básicos en las áreas de educación, salud, tecnologías de la información y fomento de actividades productivas.

    El pasado mes de febrero comenzó la construcción de las 600 instalaciones enmarcadas en este programa repartidas por los ocho países más desfavorecidos de América Latina. En la actualidad hay 209 comunidades en las que se ha iniciado todo este proceso, de las cuales 120 se encuentran completamente construidas. Los países en los que ya se está trabajando son: Bolivia, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Paraguay y Perú. Próximamente comenzará la instalación en Guatemala y Ecuador.

    Se trata de comprobar el trabajo realizado en trece instalaciones. Los dos equipos formados por un técnico electricista y uno informático, no sólo están llevando a cabo la verificación de esos sistemas, si no que formarán a personal de la Asistencia Técnica del programa y de las Células Nacionales de Coordinación con el fin de que ellos puedan realizar las verificaciones de las instalaciones.

    Una vez finalizado el trabajo en Perú, los equipos del ITER se desplazarán a Paraguay y El Salvador para realizar estas mismas labores. Esta iniciativa pretende además comprobar que los sistemas se ajustan a los criterios de calidad exigidos en el pliego de condiciones del programa. Paralelamente se formará a un grupo de personas que adquirirán amplia experiencia de campo en instalaciones de energías renovables.