21 de octubre de 2019
14 de enero de 2009

Trib.- Audiencia de Las Palmas celebra el juicio contra un acusado de apuñalar a su vecina tras pedirle un medicamento

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas celebrará hoy (09.30 horas) el juicio contra un hombre acusado de acuchillar a una vecina en su vivienda de Las Palmas de Gran Canaria tras haberle pedido un medicamento que ella no le pudo facilitar.

La Fiscalía ha solicitado imponer una pena de ocho años de cárcel para R.S.F., de 32 años de edad y sin antecedentes penales, imputado por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa, según el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Público al que ha tenido acceso Europa Press.

El escrito detalla que sobre las 09.30 horas del 28 de abril de 2008 el acusado se dirigió al domicilio de su vecina en la calle Pepe Dámaso de la capital grancanaria y, tras pedirle un medicamento que ella no le pudo facilitar, le pidió que bajara a la farmacia más próxima para que comprara el citado producto.

Como quiera que su vecina no lo pudo adquirir por ser necesaria la presentación de la oportuna receta médica y una vez ambos se encontraban en el domicilio de ella, el acusado, "con el propósito de acabar con la vida" de ella, la "agarró por detrás fuertemente por el cuello, la tiró al suelo y la apretó fuertemente", de tal modo que la víctima quedó "completamente aturdida".

FINGIÓ SU MUERTE

En este momento, según el fiscal, el agresor aprovechó para buscar un cuchillo propiedad de la víctima con el que le asestó una cuchillada en el cuello al tiempo que decía "lo siento pero tengo que matarte" y la mujer fingió su fallecimiento.

Cuando el acusado, "culminados sus propósitos, pretendió abandonar el domicilio de la mujer y se percató de que ésta se encuentra con vida accedió nuevamente al interior de la vivienda, empujando a su víctima hasta una habitación donde trató nuevamente de acuchillarla". Sin embargo, ella logró apoderarse del referido cuchillo con el que intentó repeler la agresión.

El acusado huyó del lugar tras apoderarse de las llaves del inmueble. Una dotación policial se personó en el lugar de los hechos y detuvo a R.S.F., quien se había escondido en el interior de un trastero sito en el citado edificio.

A consecuencia de la brutal agresión, la víctima sufrió una herida incisa en cara anterior y lateral del cuello, escoriaciones en el cuello, hematomas en hombro y brazo derecho y brazo izquierdo, entre otras, así como hematomas faciales en la mejilla derecha.

Por su parte, el acusado está privado de libertad por esta causa desde el 30 de abril de 2008.

Por ello, la acusación pública pide imponer al acusado la pena de ocho años de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo y la prohibición de aproximarse o comunicar en cualquier modo con la víctima durante 15 años. Además, reclama que el procesado indemnice a la perjudicada con 17.000 euros por las lesiones y secuelas causadas.