7 de junio de 2020
12 de agosto de 2008

UGT Gran Canaria denuncia que el Cabildo "despilfarra" los 78 millones destinados a políticas sociosanitarias

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Comité de Empresa del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria, miembro del sindicato UGT, Ceferino Marrero, ha asegurado que la Consejería del área, que dirige Pedro Quevedo, realiza una fuerte inversión pero lleva a cabo un "despilfarro económico".

Concretamente, explicó hoy en rueda de prensa el presidente del Comité de Empresa, las políticas sociosanitarias cuentan con una partida presupuestaria de 78 millones de euros que, aseguró se van en "complementos retributivos injustificados, anticipos reintegrables a interinos sin derecho, contrataciones innecesarias o fiestas de más de 40.000 euros".

Marrero reivindicó, en nombre de todos los trabajadores, "que los mayores sean felices" aseguró que no es un incremento de sueldo lo que solicitan a la Consejería insular, si no que "cumpla con sus proyectos en materia sociosanitaria".

En este sentido, el presidente del Comité de Empresa, destacó que "después de ocho meses de mandato" la formación política del consejero insular "Nueva Canarias, no ha cumplido ni uno sólo de sus compromisos electorales", no ha abierto "ni una sola cama residencial, a pesar de que algunos recursos están ya disponibles, por ejemplo la Residencia de Santa Brígida".

Lo que exigen estos trabajadores, recalcó Marrero es "calidad asistencial, no sólo para los centros públicos sino, aún más grave, para lo privado". Porque actualmente, lamentó Marrero, se ha llevado a cabo "la disminución de zumos, agua embotellada, y otras cuestiones de primerísima necesidad que hasta ahora no se habían regateado en ningún momento".

Por último, el presidente del Comité instó a Nueva Canarias a reunirse con el Gobierno de Canarias para hablar sobre inversiones en política sociosanitaria y recordó que los nacionalistas gobernaron "hasta hace poco más de un año con los que, actualmente, están en el Gobierno" por lo que, continuó Marrero, no se entiende "esa falta de consenso absoluto".