7 de marzo de 2021
21 de junio de 2014

Unas 200 personas rodean el Parlamento de La Rioja para "poner fin al atropello de la dignidad colectiva"

Unas 200 personas rodean el Parlamento de La Rioja para "poner fin al atropello de la dignidad colectiva"
EUROPA PRESS

LOGROÑO, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 200 personas han secundado la manifestación convocada por las Marchas del 22 de marzo de La Rioja que se ha celebrado este sábado por el centro de la capital riojana para "poner fin al atropello de la dignidad colectiva".

En concreto, la marcha ha comenzado pasadas las 19,00 horas desde las inmediaciones del Gobierno de La Rioja y ha transcurrido por la calle Portales para llegar al Parlamento regional donde los integrantes del recorrido han realizado una cadena humana con el fin de rodear el Parlamento. Este evento está enmarcado en una movilización de carácter estatal ya que hoy, en gran parte del territorio español, se están llevando a cabo similares protestas.

Tras una pancarta en la que se podía leer 'Dignidad. Pan, Trabajo, Techo', los integrantes han proliferado gritos como 'Nadie te escucha, obrero si no luchas', 'No es crisis, es capitalismo', 'Nuestros derechos no se venden, se defienden' o 'Contra el paro, lucha obrera'. La pancarta la han portado un miembro de cada colectivo social, político o sindicales que están integrados en este colectivo del Movimiento Marchas 22M.

Uno de los momentos más esperados de la marcha ha sido la llegada al Parlamento regional en donde los participantes han realizado una cadena humana que ha concluido con un gran aplauso por parte del público asistente. Finalmente una de las portavoces de las Marchas ha leído un manifiesto en donde han destacado que "hemos llegado a una situación límite" y "lejos de acatar el problema, se pretende convencer de que los ciudadanos somos los culpables de esta situación".

Con esta movilización, desde las Marchas de la Dignidad quieren reivindicar que los ciudadanos "no debemos pagar la deuda" por "ilegítima, fraudulenta e injusta". Además, dicen un "no rotundo a la Unión Europea de los Mercados, a los recortes sociales y a las reformas laborales así como a las privatizaciones del sector público".

Por su parte, abogan "por una pensiones públicas suficientes y dignas, una sociedad libre de machismo y discriminación sexual, el derecho a los cuidados de las personas dependientes, derecho a la vivienda como bien inembargable, sanidad y educación para todos y justicia gratuita y universal".

Entre otros de sus emblemas, desde el 22M piden "el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, el fin de la represión a las protestas ciudadanas y contra la corrupción política y empresarial".