20 de enero de 2020
  • Domingo, 19 de Enero
  • 7 de diciembre de 2019

    La Asociación Protectora de Animales inicia una campaña para concienciar de la adopción en vez de la compra

    La Asociación Protectora de Animales inicia una campaña para concienciar de la adopción en vez de la compra
    Perro. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

    LOGROÑO, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación Protectora de Animales ha iniciado una campaña de concienciación para fomentar la adopción de animales en lugar de la compra, durante todo el año y especialmente en Navidad.

    "Con esta campaña queremos concienciar también sobre la tenencia responsable de animales", aseguran desde la protectora.

    Además, explican, en el Centro de Acogida de Animales de Logroño "se sacrifican cientos de animales porque nadie los quiere. Hay miles de animales abandonados en la Rioja que ni siquiera se recogen porque los ayuntamientos no tienen convenios de recogida".

    La nueva ley de Protección de los Animales de La Rioja establece la prohibición de sacrificar animales, con un plazo máximo de moratoria actual de 5 años (el objetivo es reducir esta moratoria).

    "Es lo que todos queremos y reiteradamente durante muchos años hemos exigimos al Gobierno de La Rioja. Pero para conseguirlo, es necesaria también la implicación de toda la sociedad, como en el resto de países europeos donde este objetivo es una realidad desde hace muchos años. Las familias que responsablemente han decidido que un animal forme parte de su familia, deben pensar que hay muchos esperando ser adoptados en protectoras, perreras municipales e, incluso, en manos de particulares que ya no los quieren", indican.

    Para lograr "el objetivo ético, empático y coherente de no sacrificar animales, al que toda sociedad debe aspirar, todos los ciudadanos debemos implicarnos y adoptar a estos animales, que si no se adoptan serán sacrificados", lamentan en su comunicado.

    Además, prosiguen, "si adquirimos un animal en una tienda, estamos fomentando un negocio donde los animales son mera mercancía de trabajo y de hacer dinero. Las hembras son usadas como fábricas reproductoras de cachorros y suelen vivir encerradas en jaulas, siendo su esperanza de vida muy corta debido al maltrato al que están sometidas".

    Para la Asociación, "cuando se compra un animal se fomenta todo lo anterior y se condena a algún animal al sacrificio. Si, por el contrario, se evita la cría y se rescata a un animal para ser adoptado, estás evitando el sacrificio de un ser vivo. No nos dejemos llevar por las modas, comprar un animal como signo de ostentación o por su raza es contribuir al inmundo negocio del maltrato animal y, sin duda, adoptar o ayudar a aquellos han sido abandonados y maltratados es un acto de compasión, de apertura de corazón que aumentará nuestra riqueza espiritual y, en todo caso, nuestra humanidad".

    Con todo ello, prosiguen, adoptar un animal implica "rescatar de la muerte o el abandono a dos animales: el que a partir de ahora convivirá contigo y el que vendrá a ocupar su hueco en la refugio de la protectora y proporcionar una segunda o tercera oportunidad a un ser vivo que hasta ahora no había tenido "suerte" con los humanos".

    A ello se une "el apasionante desafío de sacar a un animal adelante y devolverle la salud, la alegría y la confianza en los hombres".

    Y a estos argumentos fundamentales "se pueden añadir otros dos no tan trascendentes, pero sí importantes: adoptar es más barato que comprar, pues los costes de la adopción son muy inferiores a los de la compra de un animal de compañía en un criadero; y, dado el elevado número de animales esperando una nueva oportunidad, no se tendrán demasiados problemas en encontrar uno que se acomode a la estética y el carácter que deseamos", explican.

    Los voluntarios de la Protectora "siempre están dispuestos a asesorarnos, responder a nuestras preguntas, y nos facilitarán conocer al animal y pasar con él, el tiempo que sea necesario antes de tomar la decisión de adoptarlo".

    Y no hay que olvidar que antes de adoptar, ya sea en Navidad o en cualquier fecha del año, "tenemos que ser conscientes de que es una gran decisión que tiene que ser tomada por toda la familia, porque los animales necesitan tiempo, atención y cariño durante toda su vida".

    Y ser conscientes también "de que suponen un gasto que se debe tener en cuenta (pienso, vacunas, desparasitación, ingresos hospitalarios, estancia en guarderías en caso de que no puedan viajar con nosotros en vacaciones u otras ocasiones y que rondan los 16-17 € diarios)", finalizan.

    Para leer más