15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 4 de julio de 2009

    Carreteras cortará al tráfico la calle San Gregorio de Logroño a partir del lunes por las obras del puente de Hierro

    LOGROÑO, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Dirección General de Carreteras del Gobierno de La Rioja cortará al tráfico la calle San Gregorio de Logroño, a partir del próximo lunes 6 de julio y hasta el próximo día 24, con motivo de las obras de rehabilitación del puente de Hierro, tal y como anunció hoy.

    En esta fase, relató, se procederá al acondicionamiento de las aceras, así como a la limpieza y pintado de la estructura metálica y la cara inferior de la losa. Además, en esta segunda fase se llevará a cabo la instalación de los servicios necesarios (electricidad, gas y agua potable).

    Los desvíos provisionales serán señalizados oportunamente en coordinación con el Ayuntamiento de Logroño, aseguró el Gobierno riojano.

    El Ejecutivo regional ejecuta la rehabilitación de esta estructura "emblemática" para Logroño, cuya inversión asciende a dos millones de euros. Las obras, que fueron adjudicadas a la empresa Eurocontratas S.A., comenzaron en septiembre de 2008 y terminarán en agosto de 2009.

    La Dirección General de Carreteras contrató la redacción de un diagnóstico a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Cantabria, que trabaja en actividades científicas de investigación y desarrollo tecnológico relacionadas con las obras públicas.

    En función de ese estudio, posteriormente la Dirección General de Carreteras contrató la redacción del proyecto a FHECOR Ingenieros Consultores S.A., que propuso la rehabilitación funcional del puente manteniendo su configuración inicial y asegurando unas condiciones de durabilidad que permitan prolongar su vida.

    Los trabajos de reparación incluyen la limpieza y los tratamientos específicos de la piedra, así como la eliminación de la vegetación existente, la inyección de fisuras con mortero en los sillares, la limpieza y la consolidación de los paramentos.

    En cuanto a la estructura metálica y con el fin de paliar el deterioro, los trabajos incluyen la limpieza general y el engrasado de los aparatos de apoyo, la reparación de la barandilla metálica y la imposta (apoyo de la barandilla), así como la aplicación de una pintura de protección en toda la estructura.

    Todas estas zonas se limpiarán lo máximo, y, con el fin de eliminar las incrustaciones producidas a lo largo de los años, se empleará una masilla de poliuretano para evitar la entrada de agua y suciedad, que garantizará la estabilización de los diferentes elementos.

    Respecto al tablero del puente, se ha sustituido por una losa de hormigón ligero armado para reducir la carga permanente debida al excesivo espesor del pavimento actual y procurar una circulación tranquila. También se ha mejorado el drenaje superficial de la estructura y el firme de las aceras.

    Las camisas metálicas de las pilas sumergidas que han mostrado síntomas de corrosión se van a proteger mediante otra camisa de acero perimetral por debajo del nivel de estiaje.

    Por último, se pintará el puente con una pintura anticorrosión de protección y se colocará un nuevo sistema de iluminación acorde a la importancia histórica y estructural del puente.