21 de enero de 2021
25 de noviembre de 2020

CSIF pide un protocolo que dé asistencia jurídica y psicológica a empleadas públicas que sufran violencia de género

LOGROÑO, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha pedido un protocolo que dé asistencia jurídica y psicológica a empleadas públicas que sufran violencia de género durante la concentración convocada para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Además, han manifestado su repulsa a la violencia machista con el encendido simbólico de 41 velas en recuerdo de las víctimas mortales durante este año en nuestro país, bajo el lema 'SIEMPRE A TU LADO'.

En el transcurso del acto, la delegada de Igualdad de CSIF La Rioja, Sheila Domingo, ha leído un manifiesto en el que ha subrayado que "la precariedad y exclusión laborales por el covid aumenta la vulnerabilidad de las mujeres víctimas de violencia de género".

Además, "CSIF reclama más y mejores medios en la Administración de Justicia para atender a las víctimas y reducir el tiempo de respuesta en los juzgados".

Por otra parte, CSIF negocia un protocolo contra la violencia de género en Administración General del Estado con el que pretendemos ofrecer asistencia jurídica y psicológica a las empleadas públicas que sufran violencia de género y que los centros de trabajo actúen de enlace con las oficinas de asistencia a las víctimas cuando se detecte un caso entre las trabajadoras.

Este protocolo, que podría ser pionero contra la violencia de género en el ámbito laboral, está incluido en el III Plan de Igualdad de Género para la Administración General del Estado que estamos negociando, como sindicato mayoritario en este ámbito. CSIF plantea que este protocolo pueda servir de referente tanto en el conjunto de las administraciones españolas como en la empresa privada.

CSIF siempre ha defendido la necesidad de estrechar el cerco contra los maltratadores también en el ámbito laboral y crear en España la figura del delegado/a sindical especializado en violencia de género que actuarían como agentes de prevención, asesoramiento y apoyo a las víctimas. De esta manera, pretendemos cubrir un vacío asistencial en nuestras administraciones y empresas.

En este sentido, CSIF pretende que el protocolo permita asistir y acompañar a las víctimas que sean empleadas públicas de la Administración General del Estado. La víctima contaría con un lugar seguro que le ayudara en la toma de decisiones, siendo asistida por gestores y psicólogos que le asesorarán sobre el proceso judicial, así como de asistencia y acompañamiento en el caso de tener que interponer denuncia.

El III Plan de Igualdad también contempla la formación en violencia de género y el buen trato hacia la víctima por parte del personal de la Administración. Se trataría de concienciar y sensibilizar de las dificultades que atraviesan las mujeres que sufren violencia machista, además de dotar de técnicas de comunicación que contribuyan a empatizar y reforzar a las víctimas en su toma de decisiones (como es la interposición de denuncia). En definitiva, se trata de que se sientan comprendidas y no cuestionadas por su entorno laboral.

Este Plan también contempla promover la movilidad para empleadas públicas víctimas de violencia de género, así como establecer unas directrices claras para abordar situaciones de violencia de género: adaptar el trabajo, promover en su caso el teletrabajo, garantizar la información y el ejercicio de sus derechos, entre otros. Además, se elaborarán pautas sobre cómo actuar en aquellas situaciones en las que víctima y agresor compartan centro de trabajo.