26 de noviembre de 2020
21 de octubre de 2020

Detenidas dos personas por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia en Logroño

LOGROÑO, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local ha detenido a dos personas por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia legalmente establecidas. Una de las intervenciones tuvo lugar en la madrugada del martes, en la que un varón fue detenido tras causar un accidente al arrollar una señal en una acera de la calle Luis Ulloa y tratar de darse a la fuga.

El individuo fue localizado, encontrándose visiblemente afectado por el alcohol. Al ser requerido por los agentes de la Policía Local para serle realizadas las dos pruebas de alcoholemia legalmente establecidas, se negó a realizarlas, pese a ser ambas obligatorias para que sea considerada correctamente realizada.

Asimismo el domingo, la Policía Local de Logroño detuvo a una mujer que circulaba por el centro histórico con su vehículo con una conducción errática e irregular. Realizada una primera prueba de alcoholemia, se le detectó una tasa de 1,33 ml por litro de aire expirado, más de cinco veces superior a la mínima establecida.

Pero, al ser requerida para hacer la segunda prueba de alcoholemia rehusó realizarla de manera reiterada, lo que conlleva un nuevo delito.

En ambos casos fueron informados que la negativa a realizar esas pruebas supone un delito independiente con consecuencias más graves aún que las que conlleva la tasa de alcohol elevada. En estos casos se responde por ambos delitos, la negativa a realizar las pruebas y la influencia del alcohol en la conducción.

A lo largo del fin de semana, también resultaron detenidas dos personas por circular sin permiso de conducción, una de ellas bajo los efectos del alcohol, detectándose otros siete conductores con positivo en alcoholemia y tres más en drogas.

La Policía Local de Logroño advierte que si bien las pruebas de alcohol positivas denunciadas, tanto penales (por tasa superior a 0,60 ml por litro de aire expirado) como administrativas, en los controles establecidos han descendido desde la finalización del confinamiento al registrarse 206 infracciones, frente a las 295 en el mismo periodo de 2019; se ha apreciado un aumento sostenido en los números de positivos detectados mensualmente en ese mismo periodo. En el mes de junio se registraron 32 positivos, en julio 37, en agosto 48, en septiembre 56 y hasta el 18 de octubre se han denunciado 33 casos.

OTRAS DENUNCIAS

Por otra parte, la Policía Local de Logroño localizó el pasado domingo a un varón que había forzado un cuadro de luz del Ayuntamiento situado en el centro histórico de la ciudad y lo utilizaba para su uso propio y para cargar los móviles de personas que pernoctan en la calle a cambio de una cantidad económica. Por estos hechos se le ha realizado una propuesta de sanción.

Para leer más