25 de octubre de 2020
6 de septiembre de 2020

Experto de UNIR sobre el teletrabajo: "No vamos a volver al modelo antiguo"

Experto de UNIR sobre el teletrabajo: "No vamos a volver al modelo antiguo"
Foto de archivo. Trabajo en remoto - ISTOCK

LOGROÑO, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El trabajo en remoto se ha convertido en el día a día de muchas personas que no tienen la posibilidad de acudir a la oficina o a su lugar habitual de trabajo, dada la situación provocada por el coronavirus. Ante esta nueva realidad, anteriormente desconocida para muchos, llega la necesidad de regular este tipo de trabajo.

Al respecto de los inconvenientes que puede provocar el teletrabajo, el profesor del Máster en Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de UNIR, Guillermo García González, ha explicado en una entrevista con Europa Press que "el teletrabajo presenta las mismas ventajas que desventajas, todo depende de cómo se utiliza".

Por ello, el docente ha destacado que "el teletrabajo mal gestionado puede generar problemas tanto a la empresa como al trabajador". Entre ellos, ha explicado el "conflicto de rol, la hiperconectividad o no poder separar el tiempo de descanso del tiempo personal".

En cuanto al papel de España en el trabajo en remoto, en comparación con otros países de Europa, el experto ha subrayado que "estamos en desventaja porque el teletrabajo nos ha venido impuesto por la situación. Otros países ya estaban más sensibilizados o acostumbrados por otros modelos de trabajo. A nosotros nos ha venido de repente".

REGULACIÓN

Dado este carácter novedoso se ha hecho patente la necesidad de una regulación al respecto. "Se han generado muchas situaciones de vacío jurídico. Se han podido transponer principios generales del derecho del trabajo, pero no estaban específicamente pensados para eso".

Con respecto a esta ley, el profesor del Máster en Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de UNIR, ha destacado que al ser "una ley negociada entre patronal y sindicatos de común acuerdo junto con el Gobierno, pasará por el parlamento de forma fácil. Pero se tendrán que dar cesiones mutuas, lo que en ocasiones provoca que queden flecos". Esta ley "va a dar un escenario de mayor seguridad jurídica y unos contenidos mínimos, aunque también va a crear muchos conflictos", según sus palabras.

"En los actuales borradores ha quedado en el aire la situación de quienes trabajen menos del 30 por ciento de su jornada fuera de la oficina. Tampoco se ha aclarado el lugar donde se va a teletrabajar, ya que éste va a ser libre, ni se ha delimitado el aspecto de la intimidad", ha recalcado.

Otra cuestión que aún queda sin delimitar es la regulación de los accidentes laborales, "se ha intentado pero no se ha conseguido definir este asunto, además tampoco contamos con antecedentes". A este respecto, el profesor ha informado de que "la empresa tiene la obligación de formar al trabajador en todos los aspectos de teletrabajo y prevención de sus riesgos".

"En la ley como mínimo se tendría que garantizar unos mecanismos de control, la seguridad del trabajador, sobre todo desde la perspectiva psicosocial, además de que el teletrabajo no suponga un coste añadido al trabajador", según sus palabras.

Desde la perspectiva de la conciliación "el teletrabajo puede ser, nuevamente, un aspecto muy positivo o muy negativo". Ello depende de la situación individual de cada sujeto, "es muy diferente la conciliación para cuidar a una persona mayor que a un niño". En ocasiones, además la disponibilidad del material necesario también es un inconveniente.

A este respecto, "será la empresa la que sufragará los costes directos derivados del teletrabajo. La ley prevé que esto se pacte por convenio colectivo en cada sector", como ha recalcado.

Mirando hacia el futuro, el experto ha opinado que "vamos a acabar en un sistema mixto o híbrido. Esto nos ha venido muy bien porque tanto el empresario como el trabajador se han dado cuenta de que el teletrabajo no es horrible ni tampoco la panacea". Sin perder el vínculo de empresa y con los compañeros, se verán modelos más flexibles. Sin embargo, "no vamos a volver al modelo antiguo al cien por cien", ha concluido.

Para leer más