18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 18 de septiembre de 2019

    Hermoso de Mendoza apuesta por "racionalizar" los Sanmateos con "cinco o seis días" fijados "con antelación suficiente"

    Hermoso de Mendoza apuesta por "racionalizar" los Sanmateos con "cinco o seis días" fijados "con antelación suficiente"
    El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, habla de sus primeras fiestas de San Mateo en el cargo, en una entrevista con Europa Press.AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

    LOGROÑO, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, apuesta por "racionalizar" las fechas de las fiestas de San Mateo en la capital riojana, con "cinco o seis días mejor que nueve". Días, eso sí, que se fijen "con antelación suficiente para que la gente pueda hacer sus planes y permitir la conciliación de la vida familiar y laboral".

    Así lo ha dicho el primer edil logroñés en una entrevista con Europa Press, con motivo de la inmimente celebración de las fiestas mateas, que se inician este viernes y se prolongarán hasta el día 27. Sus primeros Sanmateos como alcalde, algo que confiesa vivir con "bastante curiosidad y expectación por ver cómo se viven los Sanmateos desde esta responsabilidad, pero también con alegría, va a ser interesante".

    Es un momento "distinto" al Pablo que salía hasta ahora en las fiestas, porque "tienes que representar a tu ciudad lo mejor y lo más dignamente posible, estar con mucha gente, cuidar a todos los colectivos que participan en la fiesta".

    Con todo, ha mostrado su esperanza "en que también voy a poder reservar un rato algunos de los hábitos que hacía con la familia y los amigos, o sea, disfrutar de la fiesta como un logroñés más". "Ver alguna actuación musical, los fuegos artificiales, comer en la calle con las degustaciones, ver el ambiente, encontrarse con amigos y con la familia, lo que todo el mundo hacemos en estos Sanmateos al final", apunta.

    Eso sí, como momento "más especial", el alcalde apunta al cohete, este año el viernes a las 19 horas. "Va a ser un momento muy especial -confiesa-, siempre lo hemos vivido, sobre todo de jóvenes, desde la plaza, con momento alegría desbordante, y verlo ahora e incluso ser protagonista desde el balcón sí que es un orgullo como logroñés. Es algo muy emocionante", afirma.

    Y sobre la polémica que ha generado este año tanto la hora del cohete como las propias fechas festivas -con jueves 26 y viernes 27 lectivos para los escolares logroñeses-, Hermoso de Mendoza apunta que "hay que planificarlas con tiempo, y que la gente lo sepa, y también hay que racionalizarlas en cierta medida".

    Una racionalización, defiende convencido de que "es mucho mejor que sean cinco o seis días de fiesta, no nueve, y fijándolos con antelación suficiente para que la gente ya pueda hacer sus planes y permitir la conciliación de la vida familiar y laboral".

    Es consciente de que, en este tema "siempre hay controversia, a unos les viene mejor y a otros peor", pero apuesta porque "hay que pactar algo, explicarlo y por lo menos generar seguridad y planificación que permita a la gente, una vez que se sabe, les guste más o menos, tomar sus alternativas".

    Otra polémica tradicional en los Sanmatos, los conciertos. "Nunca contentas a todo el mundo", reconoce entre risas, pero asegura que los de este año "no están mal", y señala a La Unión o Marea, antes de reconocer que "vendré a alguno, sí".

    La cuestión pasa por el cambio en los gustos de la gente, señala, "porque antes había grupos icónicos, que atraían a las masas, y ahora, con la digitalización, todo está más fragmentado".

    Lo que tiene claro es que, en el programa festivo, "lo que buscamos es cierta calidad, y aunque no contentemos a todo el mundo, que es complicado o casi imposible, sí queremos dar calidad suficiente para que asistencia a los conciertos sea algo que se pueda recordar".

    Prueba de fuego para todo alcalde logroñés es echarse unos bailes en las visitas a las sedes de las Peñas. Algo que dice que le gusta, "aunque tampoco soy un experto". "El baile es también un momento que da mucha alegría. Intentaremos hacerlo lo mejor posible, haremos lo que haga falta", asegura, incluso sacar a bailar a concejales de la oposición.

    "ALCALDE, PERO TAMBIÉN UN LOGROÑÉS MÁS".

    Afirma el regidor municipal que "no va a echar de menos nada" en sus primeros Sanmateos en el cargo, y, pese a que reconoce que va a estar expuesto "en un espacio público que quita intimidad", asegura que "la política hay que normalizarla también en este sentido, soy el alcalde de Logroño, pero sobre todo, un logroñés más, que también tiene su espacio de vida normal, personal, vecinal".

    "Creo que es un privilegio -recalca Hermoso de Mendoza-, así que lo vivo con alegría y con la responsabilidad de hacer las cosas lo mejor posible sabiendo que es un espacio limitado de tiempo, y, por eso, voy a aprovechar para verlo, aprender, disfrutarlo y poder representar a la ciudad lo mejor posible".

    Preocupaciones tampoco le van a faltar. La seguridad o las agresiones sexuales están ahora en el punto de mira de cualquier fiesta, y, por eso, subraya que "la fiesta y la alegría tienen que verse como espacio de respeto y de convivencia". "Espero que la gente sea cívica, esa educación, ese respeto, por supuesto, ese trato exquisito entre hombres y mujeres y entre todos en general debe prevalecer", dice.

    Y no solo eso, porque, en sus palabras, "la fiesta es cultura, y siempre nos dicen que los logroñeses somos gente hospitalaria, amable, así que debemos dar una muestra de cortesía cívica". Algo, indica que "implica también otras cosas, como, por ejemplo, cuidar la limpieza, pasear la ciudad, vivirla, no coger mucho el coche y menos si se bebe, y comportarse en todo momento con toda la dignidad y cortesía".

    Sobre el programa festivo, el primer edil señala que, cuando llegó la actual Corporación, el 15 de junio, el trabajo estaba ya muy adelantado, así que solo quedó "respetarlo y darle continuidad para que se pudiera realizar, dando seguridad a la gente que participa y haciendo una una buena gestión de lo que nos encontramos, y es a lo que nos hemos ocupado".

    Pero también adelanta que "lo que vamos a hacer es analizar muy bien los Sanmateos, y a partir de ahí, para los del año que viene y siguientes, vamos a procurar darles una cierta impronta", y, si bien entiende que "las fiestas son tradición y eso hay que respetarlo y ser muy cuidadoso", también hay elementos que se pueden reflexionar y repensar, porqué no, y en eso nos ocuparemos".

    "Vamos a hacer un análisis de estos Sanmateos, vamos hablar con todo el mundo que colabora en ello, y vamos tomar decisiones. Y esas decisiones a algunos gustarán y a otros no, porque, como siempre, no se puede contentar a todo el mundo. Pero en este mandato de cuatro años esperamos hacer algunas cosas que vayan haciendo mejor la fiesta", recalca.

    Y, con todo ello en la mochila, solamente lanza ya un deseo y un mensaje a logroñeses y visitantes: "que la gente viva y disfrute la fiesta, que sea un momento de encuentro, de participación con las familias y que hagamos lo que siempre hemos hecho, que es disfrutar bien". "Sigamos siendo una ciudad muy abierta y que la gente que venga se sienta muy bien. Así que solo queda pasarlo bien y disfrutar", finaliza.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en La Rioja