22 de abril de 2019
  • Domingo, 21 de Abril
  • 4 de octubre de 2014

    Los jóvenes emprendedores de La Rioja apuestan por la venta directa

    LOGROÑO, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

       Los jóvenes riojanos han empezado a ver una oportunidad profesional en el sector de la venta directa. Estos son los datos que revela la Asociación de empresas de Venta Directa (AVD), recogidos en base a su actividad en 2013, y que apuntan a un cambio de tendencia en el perfil tradicional del vendedor independiente.

       Más jóvenes y más hombres en La Rioja son dos de las novedades que ofrecen los datos presentados por la AVD. Los vendedores y distribuidores independientes menores de 30 años crecen en un 10 por ciento en la comunidad y, entre ellos, los que tienen dedicación total son más de un 30 por ciento, número superior a la media en el sector, donde predomina la dedicación parcial, y superior respecto a años anteriores.

       Esto deja entrever la creciente confianza en este sector por parte de los jóvenes que, ante la actual situación de crisis, ven en la venta directa una oportunidad para su carrera profesional. Esta ocupación ofrece la flexibilidad y libertad de un negocio independiente con el respaldo de empresas de larga experiencia y productos de calidad, una combinación de ventajas que están demostrando resultar atractivas para los más jóvenes.

       El sector ocupa en La Rioja 11.000 profesionales de los 162.000 de toda España, de los cuales un 10 por ciento se dedican a ello a tiempo completo, un dato que ha crecido en los últimos 4 años, con cada vez más profesionales dedicados a la venta directa a tiempo total.

       La facturación de la comunidad por la compra de productos de venta directa en 2013 fue de más de 3 millones de euros, mientras el total de la facturación anual de la AVD en España alcanzó los 441 millones de euros con un volumen de pedidos de 4,7 millones, valores ligeramente inferiores al año anterior.

       Predominan las mujeres (70 por ciento) frente a los hombres (30 por ciento), aunque nuestro país destaca por estar por encima de la media europea, cuya proporción es de 21 por ciento de hombres y 79 por ciento de mujeres. El dato se iguala aún más entre los menores de 30, que son en un 40 por ciento hombres frente a un 60 por ciento de mujeres, una tendencia clara que muestra como la venta directa atrae cada vez a más hombres.

       A pesar de la actual contracción del consumo, el sector se mantiene firme: las empresas del sector en España facturaron en 2013 un total de 588 millones de euros, con comportamientos diferentes en función de las categorías, y se estima una penetración de mercado del 26 por ciento. La AVD representa un 75% del total de negocio aproximadamente.

       Al descenso de la cifra de ventas responden con más innovación a través de la apertura a nuevas categorías de producto, más referencias, nuevos sistemas de interrelación con el cliente gracias a las nuevas tecnologías, etc.

       Los productos y servicios vendidos a través de este sistema son variados, desde nutrición y cosmética, hasta tecnología, menaje del hogar, libros, moda, limpieza o joyería y bisutería. Estas cifras convierten al sector en uno de los más importantes de nuestra economía.