17 de enero de 2021
24 de febrero de 2007

Los médicos residentes empiezan a estar "cansados" de una vida que "no es como la televisión"

Madrid acoge una reunión de asociaciones de residentes a la que acude la riojana y en la que decidirán si se movilizan

LOGROÑO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

"Que no le extrañe a la gente si los residentes de todo el país empiezan a estar cansados", indicó a Europa Press Gorka Docio, presidente de la Asociación de Médicos Residentes de La Rioja. Explicó que la vida de un residente "no es como la televisión" y se centra en guardias de 24 horas.

Los residentes riojanos participan este fin de semana en Madrid en una reunión de las asociaciones de residentes para debatir, entre otros aspectos, si se organizan movilizaciones. El encuentro se celebra después de que, en La Rioja, los residentes se hayan reunido con la Administración para acercar posturas.

La vida de un residente, "aunque en se momento aún no lo sepa", explicó Docio, "comienza el día en el que elige la carrera de medicina tras la selectividad". Después de este momento "le quedan por delante 6 años de carrera, si no tiene que repetir ningún curso".

A continuación, "dedicará casi un año a prepararse de forma intensiva para una oposición, el llamado examen MIR, en la que se enfrentará a otros 9.000 médicos de todo el país por conseguir una de las aproximadamente 5.500 plazas ofertadas para poder hacer una especialidad".

Docio, residente de segundo año de Cirugía, insistió en que, "desde el momento" en que estas personas "aprueban la última asignatura de la carrera ya son médicos, en todos los aspectos". Sin embargo, "sin una especialidad (ya se Traumatología, Medicina de Familia, Neumología...) no se puede trabajar en la sanidad pública".

"Todos empiezan su respectiva especialidad con ilusión", aseguró, "pero, en la mayoría de los casos, chocan con la realidad de este importante periodo de formación". Y es que les esperan "guardias de 24 horas, con el estrés y el cansancio que conllevan".

Tras la guarida, "a menudo, no pueden ir después a casa a descansar por 'necesidades del servicio', ya sea por mala organización o por falta de personal, lo que repercute notoriamente en su capacidad para poder hacer buenos juicios de valor". En este punto recordó que los médicos no hacen "tornillos" y "un error puede resultar fatal".

"Y que no piense la gente que encima nos pagan unos sueldazos, ya que el sueldo de un residente ronda los 850 euros, más los siete por hora de guardia, que se quedan en 1.200", constató. Algo "escaso", a su juicio, "si tenemos en cuenta" que se logran tras "trabajar 24 horas seguidas, y a veces hasta treinta", y que lo realizan "licenciados con seis años de carrera y ese otro de oposición".

"Desde luego que nuestra vida no es como la de la televisión", afirmó el presidente de Amir-Rioja, "así que no le extrañe a la gente si los residentes de todo el país empiezan a estar cansados; cansados de un sistema que intenta explotarlos laboralmente, como a muchos otros compañeros de la sanidad pública, y que no cumple con sus obligaciones de formación".

Este "cansancio" ha hecho que los residentes de toda España se reúnan durante este fin de semana en Madrid, en un encuentro que ha comenzado hoy y culminará mañana con posibles movilizaciones. En La Rioja, los residentes se reunieron la semana pasada con el Gobierno riojano, y lo volverán a hacer la siguiente.

Estas reuniones con el Ejecutivo regional, subrayó Docio, "no son negociaciones", ya que quien firma acuerdos con la Administración es el Comité de Empresa, se trata de "reuniones para intentar acercar posturas con la Administración regional".