27 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

El Plan de Formación Profesional de La Rioja 2009-2011 contempla una inversión de 120,9 millones de euros

LOGROÑO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Plan de Formación Profesional de La Rioja 2009-2011 contempla una inversión de 120,9 millones de euros. Un Plan que será aprobado mañana por el Consejo de Gobierno, y que hoy fue presentado por los consejeros de Educación, Cultura y Deporte y de Industria, Innovación y Empleo, Luis Alegre y Javier Erro, respectivamente.

Según explicó Alegre, el Plan fue aprobado por "unanimidad", ayer, por el Consejo de Formación Profesional de La Rioja, en el que además del propio Gobierno riojano, están representados la Federación de Empresarios de La Rioja, la Cámara de Comercio e Industria de La Rioja, y los sindicatos UGT y CCOO.

El consejero destacó que "permitirá la implantación de un nuevo sistema para la acreditación de la competencia profesional adquirida a lo largo de la trayectoria profesional de las personas, abriendo nuevas oportunidades a todos los que participan en el mercado de trabajo".

Este documento responde a las nuevas necesidades de nuestra sociedad y entorno económico y tiene como objetivo final "mejorar la competitividad de La Rioja a través del desarrollo eficiente del Sistema de Cualificaciones de nuestra región", afirmó Erro, quien lo calificó como de "hito cualitativo".

Explicó que habrá dos tipos de certificación de la cualificación: los Títulos de Formación Profesional Reglada, expedidos por la Consejería de Educación, y los Certificados de Profesionalidad, que expedirá el Servicio Riojano de Empleo de la Consejería de Industria, Innovación y Empleo. Ambos están referidos al mismo Catalogo Nacional de Cualificaciones, lo que supone que tendrán Unidades de Competencia comunes que permitirán establecer equivalencias y convalidaciones.

Además, el Plan contempla la creación del Sistema de Evaluación y Acreditación de la Competencia, que dará la oportunidad a los trabajadores que pasen por este procedimiento de obtener la acreditación de su experiencia laboral en las Unidades de Competencia correspondientes.

Este sistema permite al trabajador ir acumulando las Unidades de Competencia necesarias para obtener un Certificado de Profesional, es decir, que un trabajador puede ir adquiriendo a lo largo de su vida profesional, la formación y experiencia necesaria, obteniendo las unidades que requiere un Certificado de Profesionalidad.

Hasta ahora, la formación profesional de La Rioja, se acreditaba básicamente de dos maneras, con la formación Profesional Reglada y con la formación profesional para el Empleo. Unas formas diferentes de reconocimiento que "no eran equiparables ni existían correspondencias entre ellas y solo hacían referencia a formación formal, es decir la experiencia profesional no era reconocida", apuntó Erro.

ACREDITACIÓN

Este nuevo sistema permitirá la acreditación de la competencia profesional mediante la certificación de las unidades de competencia que podrán conformar un certificado de profesionalidad. Estos Certificados serán emitidos por la Autoridad laboral, y tendrán reconocimiento en el ámbito laboral.

El consejero de Empleo explicó que el reconocimiento profesional en el ámbito laboral será por tres vías. Una la formación "Formal", acreditada por el Servicio Publico de Empleo y conforme a contenidos al Sistema nacional de Cualificaciones. La Formación "formal" puede dar lugar (con formación completa o acumulable) al Certificado de Profesionalidad.

Formación "no Formal", es decir otra formación no incluida en el Sistema Nacional de Cualificaciones, y la tercera la experiencia Laboral. En este caso la formación "no formal" y la Experiencia laboral requieren Acreditación y Evaluación mediante la participación de Orientadores, Asesores y Evaluadores, si bien está pendiente de su aprobación vía Real Decreto por parte del Consejo de Ministros en el año 2009.

Con este Plan, Alegre indicó que La Rioja se han anticipado a la publicación de este Real decreto tan importante para los trabajadores y empresarios de nuestra región y ha aprobado el Plan de formación profesional de La Rioja 2009-11 para estar preparada ante este "reto e implantar rápida y eficazmente un sistema que abre nuevas oportunidades a todos los que participan en el mercado de trabajo".

DEPARTAMENTO DE CUALIFICACIONES

Uno de los instrumentos del Plan es la creación del Departamento de Cualificaciones de La Rioja, compuesto por una Sección de cuatro personas, que pondrá en marcha el sistema de evaluación y acreditación de la experiencia.

Este departamento dependerá Orgánicamente del Servicio Riojano de Empleo y funcionalmente del Consejo Riojano de Formación Profesional.

Además, el nuevo departamento coordinará la implantación del Sistema Nacional de Cualificaciones en la Rioja, con la participación activa de los agentes implicados en los ámbitos de la formación y el empleo. Para ello, el SRE facilitará la dotación necesaria para la colaboración de los Agentes sociales y Económicos desde el primer momento.

De esta manera, el sistema se dota de flexibilidad y permite que un trabajador pueda completar su cualificación a lo largo de la vida, mediante educación, formación o experiencia profesional o todas sucesivamente.

EJES Y OBJETIVOS DEL PLAN

El Plan de Formación Profesional de La Rioja se concreta en tres ejes y diecinueve objetivos, explicó el consejero de Educación.

Del primer eje, denominado Elementos del sistema, destacó la implantación del sistema de evaluación de la competencia; la potenciación de la participación en el sistema nacional de cualificaciones profesionales a través de la creación del departamento de cualificaciones profesionales; la identificación de las necesidades de formación para el mercado laboral; la implantación del sistema de reconocimiento y acreditación de la competencia; y el desarrollo del sistema integrado de información y orientación.

Del segundo, de la oferta formativa, trata de diseñar y planificar la oferta de formación profesional, de manera que responda a las necesidades del tejido productivo de la rioja y a las necesidades de promoción profesional y desarrollo personal de los trabajadores.

Además apuesta por elaborar los contenidos y materiales para impartir la formación profesional; desarrollar el currículo autonómico; incorporar en la formación profesional elementos transversales y habilidades "blandas" de cara a mejorar las posibilidades de empleo de los destinatarios; adaptar los recursos de la formación profesional conforme al diseño y planificación de las prioridades; y proporcionar al profesorado formación y actualización en metodología didáctica y en la temática de la familia profesional a la que se dedica, entre otros objetivos.

El tercer y último eje, de calidad e innovación, apuesta por desarrollar e implantar un plan integrado de formación en prevención de riesgos laborales, en gestión medio ambiental y normativa laboral; coordinar los sistemas de calidad en los centros de formación profesional; desarrollar e implantar un sistema de gestión de la calidad en los centros, entidades e instituciones que imparten y gestionan la formación profesional; y promocionar y potenciar la innovación en la formación profesional.