27 de enero de 2021
27 de noviembre de 2020

Presentado el informe VIHSUALIZA que radiografía la atención al paciente VIH/Sida en La Rioja

LOGROÑO, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Rioja supera con nota el "examen" que ha llevado a cabo el proyecto VIHSUALIZA, un informe elaborado por un reputado equipo multidisciplinar que ha permitido realizar un análisis pormenorizado de los recursos que se dedican a la atención sociosanitaria de las personas con VIH/sida que residen en esta Comunidad Autónoma y establecer una serie de recomendaciones para lograr una mejora continua en la ruta del paciente VIH en esta CCAA.

Como ha destacado la consejera de Salud y portavoz del Gobierno de La Rioja, Sara Alba, en la presentación de este informe, "en la actual pandemia de coronavirus tenemos mucho que aprender de lo que se ha hecho en la lucha contra el VIH/sida, desde el valor de una campaña de salud pública bien diseñada y la importancia de la localización y trazabilidad de contactos hasta la realización de pruebas amplias en personas apropiadas para permitir intervenciones a nivel individual y poblacional adecuadamente dirigidas".

Según ha declarado Sara Alba, "también la lucha contra el VIH/sida nos han enseñado a no estigmatizar y nos ha demostrado que la inclusión, el respeto y la aceptación son fórmulas eficaces de prevención"; igualmente, según ha añadido, "la creación de un*plan único de respuesta de carácter global puede ser otro de los aprendizajes".

En esta línea, la responsable de la Consejería de Salud ha destacado el trabajo que se está realizando para la elaboración del IV Plan de Salud, "donde vamos a abordar el diseño de medidas y acciones específicas dirigidas a la infección por VIH, poniendo especial atención en las enfermedades infecciosas con muerte prevenible".

Además, ha recordado la nueva estructura de la Consejería, con la creación de la Dirección General de Humanización, Prestaciones y Farmacia, "que permitirá reforzar las acciones de humanización tan necesarias en este ámbito".

Por su parte, desde Gilead, Inés Ribeiro, directora de Government Affairs en España, remarca la necesidad de "apostar por la prevención y la personalización de los cuidados en los momentos tan difíciles como los que atravesamos, gracias a la tecnología y el trabajo coordinado de todos, especialmente con los pacientes y sus entidades comunitarias".

PUNTOS FUERTES Y DÉBILES

Tal y como resume el doctor José Antonio Oteo, jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Servicio Riojano de Salud, "a pesar de existir margen de mejora, la atención sanitaria del paciente infectado en La Rioja es muy buena, gracias también a la colaboración de las ONG, con las que compartimos visión y misión y estamos bastante coordinados".

Como principales puntos fuertes de la atención al VIH en esta Comunidad, el Dr. Javier Pinilla, director de Asistencia Especializada y presidente de la Comisión Ciudadana Antisida de La Rioja, señala "el alto nivel de la Asistencia Hospitalaria y la accesibilidad y seguimiento de los diversos tratamientos; además, la coordinación de los programas preventivos y de diagnóstico precoz entre Salud Pública y las ONG también es adecuada".

En cuanto a los puntos débiles o ámbitos identificados como susceptibles de mejora, se reseña "la necesidad de seguir trabajando en la implementación de programas específicos dirigidos a mejorar la calidad de vida de las personas con VIH", apunta el Dr. Pinilla; según matiza el experto en Medicina Interna del Hospital San Pedro de Logroño, "aunque la coordinación y comunicación entre AP y Atención Hospitalaria (AH) es buena, en la fase de seguimiento se ha de impulsar la implicación de AP en la creación de grupos mixtos de trabajo".

UNA RADIOGRAFÍA DETALLADA

El documento presentado aporta datos analíticos de importante valor. Se pone de relieve que en La Rioja, si bien no se cuenta con una estimación oficial de la fracción de personas no diagnosticada, los expertos señalan que podría situarse en torno al 15% (en España se aproxima al 18%). El diagnóstico de la infección por VIH se efectúa mayoritariamente en los centros hospitalarios (53,6%) y el tiempo medio entre el primer diagnóstico y la derivación al especialista responsable del tratamiento oscila entre 1 y 7 días (en función del dispositivo en el que se produce dicho diagnóstico).

El tiempo medio que transcurre entre el diagnóstico hasta el inicio del tratamiento antirretroviral (TAR) es de un máximo de tres semanas y, actualmente reciben TAR un total de 660 pacientes. "Sería recomendable seguir avanzando en la reducción de este tiempo medio como medida clave en el control de la infección por VIH", señala el Dr. Oteo.

Las visitas de seguimiento del paciente con VIH se realizan de manera adecuada. En cualquier caso, se subraya que las personas con VIH necesitan un seguimiento médico de por vida; por ello, según el Dr. Oteo, "resulta imprescindible garantizar una buena comunicación y coordinación entre AP y AH a lo largo de la fase de seguimiento".
Desde el ámbito comunitario, en general, se percibe positivamente la atención a las personas con VIH a lo largo del proceso asistencial.

En cuanto a los recursos existentes en cada una de las fases de la enfermedad, el grado de conocimiento en general es elevado y la valoración de los recursos disponibles es buena o muy buena en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento, existiendo margen de mejora en cuanto a la prevención.

En base a los resultados de este informe y atendiendo también a su experiencia personal, el Dr. Javier Pinilla considera que "la atención del VIH/sida en La Rioja es bastante buena, con muy buen nivel de atención hospitalaria y buena coordinación entre las acciones de la Administración y las ONG"; según añade, "el grado de satisfacción asistencial es notable, con evidentes logros en la disponibilidad de los diversos tratamientos".

UNA VEINTENA DE CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

En el informe VIHSUALIZA de la Comunidad Autónoma de La Rioja se recogen 20 conclusiones y recomendaciones, que van desde la síntesis del resultado cualitativo del análisis realizado hasta la propuesta de iniciativas para mejorar la atención que se presta en esta CC.AA. a las personas con VIH/sida.

Entre otras conclusiones, se apuntan acciones específicas acordes con medidas o iniciativas ya establecidas por el gobierno regional. Así, se insiste en que el diagnóstico precoz de la infección por VIH es una de las prioridades en esta Comunidad, siendo aconsejable un plan específico de VIH que permitiría, a partir de los objetivos prioritarios identificados, diseñar una hoja de ruta dirigida a la consecución del objetivo 95-95-95-95 propuesto por ONUSIDA para el año 2030, lo que supondría el fin de esta epidemia (95% de pacientes diagnosticados, 95% en tratamiento, 95% con carga viral indetectable y 95% con una adecuada calidad de vida).

Por otra parte, se propone impulsar una mejor coordinación entre AP y AH y fomentar la implicación de AP en la atención a las personas con VIH.

Como reconoce el Dr. Javier Pinilla, "en los primeros años de asistencia a esta pandemia su manejo era preferentemente hospitalario. A medida que la infección por VIH se fue convirtiendo en una enfermedad crónica clínicamente controlable, los modelos de gestión sanitaria han ido virando el foco hacia la AP".

Igualmente, se apuesta por la incorporación de las tecnologías de la información y comunicación (TIC ) a lo largo del proceso asistencial de las personas con VIH. En este informe se aconseja potenciar la investigación y la formación en el VIH.

Se recomienda también reforzar los programas de prevención, tanto en número como en frecuencia y presupuesto. Se reconoce que las personas con VIH presentan necesidades derivadas de la cronicidad de la enfermedad. Se recalca la necesidad de asegurar una buena comunicación con el paciente/ cuidadores/ familiares, que debe mantenerse a lo largo de todo el proceso asistencial.