22 de octubre de 2020
19 de septiembre de 2020

Sacrificio Cero pide una reunión con la alcaldesa de Entrena ante la prohibición de alimentar a animales callejeros

LOGROÑO, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Coordinadora por el Sacrificio Cero en La Rioja, a la cual están adheridas distintas asociaciones regionales, manifiestan su "rechazo" al bando emitido por el Ayuntamiento de Entrena en el que se prohíbe alimentar en la vía pública a animales callejeros y piden "una reunión con su alcaldesa para tratar de llevar a cabo un Proyecto CES acorde con los tiempos en que vivimos".

El bando emitido por el Ayuntamiento de Entrena que advierte sobre estos animales "choca con la iniciativa de otras localidades que, lejos de ver a los gatos como un peligro, disfrutan de su compañía en armonía. Es el caso de monumentos como La Alhambra, de Granada; o el Jardín de los Gatos, en Manuel (Valencia)", afirman.

Así las cosas, continúan, "tras conocer el bando emitido por el Ayuntamiento de Entrena, prohibiendo alimentar a los gatos, queremos manifestar que la no alimentación de animales amansados no sólo constituye abandono y maltrato animal, sino que puede suponer un gravísimo riesgo para la salud pública si empiezan a morir animales por las calles".

Los gatos que viven en entornos urbanos no tienen otra forma de alimentarse que lo que los humanos les facilitan, porque no hay suficientes presas de caza menor, como ratones, explican en el comunicado.

La ley les reconoce su carácter de animal amansado que depende del hombre y así se ha reconocido en diversas sentencias en las que se ha aplicado el código penal para las colonias felinas en casos de maltrato. "No olvidemos, además, que muchas veces estos gatos tuvieron una casa humana pero fueron echados a la calle".

Ante la proliferación de gatos, la Organización Mundial de la Salud recomienda el método CES de captura, esterilización y suelta. Es el método que se considera, no sólo más ético, sino el más efectivo y multitud de ayuntamientos de toda España lo están aplicando.

"Somos las primeras que sabemos que una alimentación incorrecta de estos animales produce suciedad, porque las voluntarias que gestionamos colonias felinas limpiamos esos restos, pero la solución no es matarlos de hambre; la solución es alimentarlos de forma correcta y limpia", afirman.

La Ley de Protección Animal de La Rioja incluye un apartado de colonias felinas que explica cómo hacerlo y dota a los ayuntamientos de la potestad para hacerlo posible en su municipio mediante voluntarios acreditados.

La labor de las alimentadoras de colonias es tan importante que, durante el Estado de Alarma, el Gobierno central emitió un bando para que, mediante salvoconducto, éstas pudieran acudir a las colonias.
Los animales sin dueño son responsabilidad del Ayuntamiento. Por tanto, "a los ayuntamientos les atañen todas las obligaciones y responsabilidades que marca la ley para todo propietario. De este modo, si el Consistorio no quiere que se les alimente sin control para evitar suciedad debe encargarse de hacerlo cumpliendo la Ley de Protección Animal de La Rioja".

La aplicación del método CES, por último, también incluye la vacunación y desparasitación de los animales, y la vigilancia de la colonia de forma reglada implica "el tratamiento de los gatos en caso de estar enfermos, algo que nace de la compasión pero que, también, beneficia a la salubridad del conjunto del municipio".

"Pedir que no se alimente a los animales no ofrece ninguna solución a su existencia y proliferación, aplicar el método CES y gestionar su alimentación cumpliendo la Ley de Protección Animal de La Rioja, sí", finalizan.