21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 2 de julio de 2014

    El San Pedro implanta el programa 'Código infarto' que presta atención integral a pacientes con infartos

    El San Pedro implanta el programa 'Código infarto' que presta atención integral a pacientes con infartos
    RIOJA SALUD

    LOGROÑO, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, acompañado por el jefe de servicio de Cardiología, Luis Javier Alonso, ha presentado hoy un programa que se inicia esta semana en el Hospital San Pedro para la atención integral al Infarto Agudo de Miocardio (IAM) y de la cardiopatía isquémica. Se trata de uno de los anuncios formulados por el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, durante el Debate del Estado de la Región, celebrado la semana pasada.

    Cabe recordar que el infarto de miocardio está provocado por un coágulo que obstruye una arteria coronaria, iniciándose la muerte del músculo cardiaco que se alimenta desde esta arteria. Hasta ahora, la terapia convencional para la atención al infarto ha sido el tratamiento fibrinolítico, consistente en diluir el coágulo con un fármaco. Este tratamiento se ha demostrado altamente eficaz en las primeras horas, pero no todos los pacientes responden de manera adecuada y tampoco está libre de complicaciones, algunas de ellas potencialmente graves.

    El cambio sustancial que conlleva el nuevo dispositivo es la activación de una alerta hemodinámica o código infarto, base del programa, con una técnica a llevar a cabo denominada angioplastia primaria. Se trata de un procedimiento que consiste en practicar un cateterismo urgente, a cualquier hora del día, para abrir la coronaria obstruida por el coágulo, mediante la implantación de un stent intracoronario, y garantizar así el flujo de la circulación sanguínea, disminuyendo la cantidad de músculo que muere. Es un procedimiento que debe realizarse de manera urgente, una vez diagnosticado el infarto. Se va a aplicar a la mayor parte de los pacientes dependiendo de los tiempos de asistencia.

    Este nuevo tratamiento, en tiempo adecuado, es el más eficaz para abordar esta patología cardíaca porque se abre la arteria precozmente, en prácticamente todos los pacientes, y con menor riesgo de complicaciones graves, contribuyendo así a disminuir la mortalidad por infarto.

    ATENCIÓN CONTINUADA

    La nueva organización asistencial y el incremento de efectivos, dado que se ha pasado en tres años de 12 a 16 facultativos especialistas en el servicio de Cardiología, ha hecho posible que la actividad de hemodinámica sea continuada las 24 horas del día y los 365 días del año y que, por tanto, se den las condiciones para la atención integral al IAM (infarto agudo de miocardio) a cualquier hora del día.

    De esta forma la angioplastia pasa a ser asumida por los profesionales del Hospital San Pedro. Hasta la fecha, los pacientes que sufrían un síndrome coronario agudo en el horario de atención continuada y no respondían al tratamiento convencional o no se estabilizaban debían ser derivados a otros centros de fuera de la comunidad.

    La alerta hemodinámica desencadena una secuencia de actuaciones coordinadas en las que pueden intervenir, dependiendo de donde proceda el paciente, los servicios hospitalarios de Cardiología, la Unidad de Medicina Intensiva, las urgencias de los hospitales San Pedro y/o Calahorra, el servicio de emergencias sanitarias 061 y los médicos de atención primaria. El proceso culmina con el paciente en la sala de hemodinámica para la realización de una angioplastia urgente.

    El sistema de Código Infarto se está generalizando en todas las comunidades autónomas y la implantación de este programa de angioplastia primaria en La Rioja representa menos riesgos para el paciente, y un tratamiento más adecuado.

    ACTIVIDAD DE HEMODINÁMICA EN CARDIOLOGÍA

    En marzo de 2011 comenzó su actividad asistencial la Unidad de Hemodinámica perteneciente al Servicio de Cardiología en el Hospital San Pedro. Entonces ya se incorporó un equipo tecnológico de última generación consistente en un sistema angiográfico digital.

    Las técnicas de hemodinámica, tanto las diagnósticas (coronariografías, angiografías) como las terapéuticas (cardiología intervencionista con angioplastia e implantación de 'stents' coronarios), constituyen uno de los grandes hitos en Cardiología. Estas técnicas están basadas en la imagen producida por radiación ionizante y suponen un gran avance en el diagnóstico y tratamiento de la cardiopatía isquémica, al ofrecer intervenciones poco cruentas y muy eficaces, especialmente si se hacen de manera urgente en el momento del ataque cardiaco.

    La prueba tipo de hemodinámica consiste en la introducción de un catéter en el paciente, a través de una pequeña incisión en la ingle o el brazo, que avanza por el sistema vascular y que llega hasta el corazón, visualizando las estenosis u oclusiones de las arterias coronarias. Una de las técnicas intervencionistas más importantes de la hemodinámica es la angioplastia; que consiste en introducir por dentro del catéter y hasta la oclusión coronaria un balón con una endoprotesis vascular ó stent; éste se expande en la arteria ocluida quedando implantado el stent y desobstruyendo la arteria. Su principal función es, por lo tanto, el diagnóstico para detectar estenosis u oclusiones coronarias, como paso previo a la aplicación del tratamiento correspondiente.

    EVITAR DESPLAZAMIENTOS

    En los primeros 5 meses de este año se han realizado 524 coronariografías diagnósticas, y 176 angioplastias con implantación de stent. En abril se iniciaron ya las guardias de Hemodinámica que han atendido en dos meses a 17 pacientes en situación grave, que de otra manera habrían tenido que ser desplazados a otros centros de comunidades vecinas.

    Con la implantación del Código Infarto se estima que el número de cateterismos urgentes y tratamientos en fase aguda de Infarto pueden afectar a unos 100 pacientes anuales, pacientes en situación clínica comprometida, en los que un cateterismo y angioplastia urgente pueden ser decisivos.