19 de febrero de 2020
2 de marzo de 2015

MADRID.-AMP.- Carrillo pide la suspensión cautelar del acuerdo "ilegal" de Educación y que deja a la UCM "sin salida"

Alerta de las "graves" consecuencias para la institución de tener un rector "en funciones"

MADRID.-AMP.- Carrillo pide la suspensión cautelar del acuerdo "ilegal" de Educación y que deja a la UCM "sin salida"
EUROPA PRESS

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Carrillo, ha pedido este lunes la suspensión cautelar del acuerdo "ilegal" que ha aprobado el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid sobre los estatutos del centro y que impide la convocatoria de elecciones al Rectorado.

Así se ha expresado Carrillo en una rueda de prensa celebrada en el Rectorado después de que el pasado jueves el Consejo de Gobierno de la Comunidad decidiera desestimar la modificación de los estatutos de la Universidad, lo que ha impedido al centro que convoque elecciones al Rectorado esta misma semana.

Carrillo ha denunciado que con este acuerdo de la Consejería de Educación "las elecciones quedan en el aire", que la decisión es "ilegal", y ha acusado al Gobierno de la Comunidad de Madrid de dejar a la universidad "en una situación crítica y sin salida" porque deja a la UCM "con rector en funciones".

Por ello, el rector ha decidido acudir a los tribunales para reclamar la suspensión cautelar, una medida que se ha registrado esta misma mañana en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Al respecto, entiende que la sala que acoja el recurso deberá pronunciarse en un plazo entre tres o cuatro días a diez días.

Con ello, según ha dicho, pretende solventar la situación generada por la Comunidad de Madrid, pues a su juicio no se ajusta a derecho, y en caso de ser aceptadas retomar la convocatoria de los comicios.

En su comparecencia, junto a miembros de su equipo de Gobierno, Carrillo ha explicado que los estatutos de 2003 de la UCM son contrarios a la Ley Orgánica de Universidades de 2007 y que el plazo para proceder a la modificación del texto estatutario era de tres años, es decir, hasta 2010. Con ello, ha deslizado que los anteriores comicios tampoco se adaptaban a esa ley.

Por ello y ante ese incumplimiento, desde su toma de posesión (junio de 2011), puso en marcha los procedimientos para hacer posible la modificación estatutaria, constituyendo la Comisión de Estatutos, elegida en 2010 pero "inactiva", y llevando al Consejo de Gobierno la iniciativa de reforma para su aprobación por el Claustro.

En este punto, ha señalado que "desgraciadamente" el proyecto global de estatutos sometido al claustro de 21 de mayo de 2014 "no pudo ser aprobado por no alcanzarse la mayoría absoluta de votos favorables que era necesaria".

En consecuencia, volvió a llevar al Consejo de Gobierno una segunda reforma, esta vez "parcial, que se limitaba a los artículos sobre las elecciones, ante la inminencia del proceso electoral". Dichos cambios fueron aprobados por el Claustro a finales de año.

A partir de ahí, Carrillo asegura que llevó ese texto a la Comunidad de Madrid para que formulara reparos de legalidad si lo consideraba necesario y sostiene que en los contactos de diciembre y enero la Consejería de Educación, Deporte y Cultura de la Comunidad, en los que nos expresan reparos de legalidad, algo que cambia a mediados de febrero donde la titular del departamento, Lucía Figar, le expresa una "postura distinta" planteando una modificación global de los estatutos y que, en caso de no producirse, podrían hacer que los cambios no aprobados se enviaran al Consejo de Gobierno de la Comunidad.

LA COMUNIDAD NO APORTA REPAROS DE LEGALIDAD A LOS CAMBIOS

Luego, el 20 de diciembre la Dirección General de Universidades e Investigación remite un escrito donde solicita la modificación de todos los artículos de los estatutos que tengan que ser adaptados a la ley, pero Carrillo ha asegurado que ese escrito "no contiene reparos de legalidad" sino que introduce "consideraciones sobre el resto del texto estatutario no sometido a su escrutinio".

El actual rector de la UCM ha asegurado que la modificación aprobada por el Claustro de la Universidad Complutense, "lejos de oponerse a la ley de Universidades, busca acomodarse a sus mandatos en lo que se refiere al proceso de elección de rector".

A tenor de lo expuesto, Carrillo ha afirmado que "legalmente no se ha emitido ningún reparo" y se envía el texto de modificación para su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, algo que se realiza el pasado jueves 26 de febrero.

"A nuestro entender, este acuerdo de la Comunidad incumple la legalidad vigente, conculca el derecho fundamental a la autonomía universitaria y coloca a nuestra universidad en una situación crítica, porque imposibilita la convocatoria de elecciones y deja al rector en funciones a partir del vencimiento de su mandato el próximo 3 de junio, lo que impide el desarrollo de un proceso de modificación estatutaria que un cargo en funciones no debería impulsar", ha expuesto Carrillo.

También ha acusado a la Comunidad de preferir impedir la convocatoria de elecciones mantener a la UCM "en la ilegalidad y en la inactividad". Así, ha alertado de las "graves consecuencias" que tendría tener un rector en funciones para el personal y el alumnado de la Complutense.

"NO RENUNCIA A OTRAS ACCIONES LEGALES"

Por ello, ha impugnado el acuerdo del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, sin que ello "signifique renunciar a otras acciones legales que la Universidad pueda plantearse". Aparte, ha convocado al Consejo de Gobierno y al Claustro a sesiones informativas este martes y jueves, respectivamente.

Carrillo ha afirmado que la postura de la Comunidad es un "sinsentido" y considera que, en caso de no revertirse la situación, la UCM puede tener un rector en funciones durante "meses".

El rector de la Complutense ha indicado que los cambios realizados para adaptarse a la ley se refieren a la inclusión de profesores interinos y doctores contratados dentro del porcentaje de voto que deben emitir los profesores.