28 de enero de 2021
27 de febrero de 2006

25-F.- Simancas dice sentir "tristeza y vergüenza" de que Aguirre se manifestara con Ynestrillas y Falange Española

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) y portavoz del PSOE en la Asamblea, Rafael Simancas, aseguró hoy sentir "tristeza, decepción y vergüenza" por la presencia de la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, en "una manifestación en la que compartió marcha y pancarta con los sectores de la derecha más radical y extrema de esta país", entre los que citó al líder ultraderechista Ricardo Sáenz de Ynestrilas, a Falange Española, a "quienes portaban banderas anticonstitucionales y a quienes gritaban 'Zapatero, con su abuelo'", fusilado durante la Guerra Civil.

Simancas, que manifestó su "respeto absoluto a todos los ciudadanos que quisieron expresar su solidaridad con las víctimas del terrorismo" durante la marcha que el pasado sábado se celebró en Madrid, reprochó la "actitud miserable" de "los dirigentes del PP y, en especial, a Esperanza Aguirre", a quienes acusó de "manipular el sentimiento de dolor de las víctimas y de sus familias y el sentimiento de solidaridad del conjunto de los ciudadanos madrileños para obtener un puñado de votos".

El líder de los socialistas madrileños aseguró que esta actuación "no tiene precedentes en la historia democrática de este país, ya que nunca un partido político había intentado manipular de manera tan artera e ilegítima el sentimiento de solidaridad de la ciudadanía para con las víctimas para obtener unos cuantos votos". "La derecha radical no ha tenido que convocar una manifestación --agregó--, se la han convocado los dirigentes del PP, y Esperanza Aguirre estaba a la cabeza".

En su opinión, el Gobierno de la Comunidad de Madrid y el principal partido de la oposición deberían ponerse "al lado, por no decir detrás, en la estrategia antiterrorista del Gobierno, como han hecho los partidos serios de este país siempre, en el Gobierno y en la oposición, cuando Aznar se sentaba con los terroristas, como hizo el PSOE, o como hizo el PP cuando gobernaba Felipe González".

En este contexto, Simancas pidió a Aguirre que "mantenga a la institución de la Presidencia de la Comunidad de Madrid al margen de las dinámicas radicales y extremistas", ya que "la mayoría de los madrileños no comparte esos valores, sino que defienden valores de paz y tolerancia", que consideró "razonables y equilibrados".