16 de noviembre de 2019
23 de octubre de 2019

Acuerdo entre los grupos para instar al PSOE a que convoque ya el comité de Ética y fuerce la dimisión de Posse

Acuerdo entre los grupos para instar al PSOE a que convoque ya el comité de Ética y fuerce la dimisión de Posse
Momento de la votación durante la sesión extraordinario del pleno del ayuntamiento para decidir si sale adelante la reprobación de la alcaldesa, Noelia Posse (2i), por la polémica generada por las designaciones para cargos de confianza de familiares y amiJESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS

MÓSTOLES, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos, PP, Vox, Más Madrid Ganar Móstoles y Podemos han llegado a un acuerdo unánime para instar por escrito al PSOE a que convoque con urgencia el Comité de Ética y forzar la dimisión de la alcaldesa, Noelia Posse, y acabar así con la "actual crisis institucional".

Así lo han anunciado después de la reunión pospuesta por Cs, tras la reprobación de la primera edil, con el objetivo de conseguir "una mayoría que dé solución al problema que se vive en el municipio".

Todos coinciden en que el único responsable es el PSOE y que tiene que resolver esta situación, pues está convencido de que solo tomando medidas para obligar a dimitir a la regidora "pondrá fin al daño a la imagen de la ciudad y al bloqueo institucional".

"Hoy hemos conseguido sentar en la misma mesa a todos, a excepción de PSOE, que está más preocupado por salvar a la señora Posse y esconder su propia vergüenza, que por desbloquear esta situación", ha indicado el portavoz de la formación naranja, José Antonio Luelmo, quien no tiene "grandes esperanzas" en que los socialistas "vayan a mover un dedo", mientras sigue confiado en la posibilidad de sacar adelante una moción de censura alternativa.

Desde el PP no entienden que los socialistas fueran capaces "de forzar la renuncia de cuatro concejales" que precedieron en las listas a Posse para situarla como alcaldesa tras la dimisión de David Lucas en 2018 y, sin embargo, no pueda hacerlo con ella.

"Estamos convencidos de que, si quieren, también puede hacerlo con la actual regidora", han señalado para insistir en que "ninguno de los partidos que hoy han asistido a la reunión concita los apoyos suficientes, como ya sabían", para sacar adelante una posible moción de censura y, por tanto, los únicos que puede "poner orden en esto son los socialistas".

Algo que ha ratificado el portavoz de Vox, Israel Díaz López, al puntualizar que por ello "van a realizar una declaración conjunta" instando a que tomen las medidas oportunas".

En la misma línea, se ha expresado el líder de Más Madrid Ganar Móstoles, Gabriel Ortega, --partido que abandonó hace unas semanas el Gobierno de coalición en el que estaba junto a los socialistas y Podemos-- que reitera que PSOE es el causante de la "gravísima crisis" actual y que "es a ellos a quien les corresponde dar un paso y los únicos que pueden resolverlo".

REPROBACIÓN

El pasado lunes 21 de octubre, fue la primera vez que toda la Corporación, a excepción del PSOE, lograba ponerse de acuerdo con el objetivo de reprobar a la alcaldesa por la polémica generada por las designaciones de familiares y amigos para diversos cargos de confianza.

Una circunstancia sobre la que la primera edil, que recibió el apoyo unánime de su grupo, se defendió argumentando que era una "caza de brujas" donde había "más mentiras que verdades", que no había cometido ilegalidad alguna y que los nombramientos que se hicieron "iban acompañados de los oportunos informes jurídicos y técnicos que los avalan"; acusando a la oposición de hacer "electoralismo" con ello, ahora que se acerca la campaña para el 10-N.

En la moción, que fue propuesta por PP, Vox y Ciudadanos -y que se aprobó por todos los grupos, a excepción de los diez concejales del PSOE--, se volvía a pedir la dimisión de la regidora "recogiendo el clamor popular de los mostoleños por los casos de nepotismo y enchufismo protagonizados por la primera edil".

Las formaciones aprovecharon para recordar a la alcaldesa que llegaba al pleno cuestionada "no solo por los vecinos", sino también por sus socios y exsocios de Gobierno y sin el apoyo a nivel regional del PSOE, que solicitó para ella la suspensión de militancia (la propia Posse también lo pidió), y donde su secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, le aconsejó que se echase a un lado.

La primera edil insistió en que ella "no he nombrado o nadie a dedo" y que ya pagó "un alto precio político, y no les quepa duda que personal" por su error, para añadir que la diferencia entre el PSOE y el resto de formaciones es "la rectificación, frente a la soberbia y la hipocresía frente a la humildad".

Contador

Lo más leído en Madrid