16 de octubre de 2019
19 de septiembre de 2009

Agetaxi critica que el Ayuntamiento "asuma competencias que no le corresponden" como decidir el modelo de los vehículos

Se preguntan si las administraciones intentan "quitar viajeros al taxi en beneficio de otros medios donde han hecho inversiones"

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Agetaxi criticó hoy que el Ayuntamiento de Madrid "asuma competencias que no le corresponden" en el borrador de la nueva ordenanza para los taxis, enviada a las asociaciones del sector para una primera valoración antes de redactar el texto definitivo, y puso como ejemplo el artículo en el que el Ejecutivo local se arroja el derecho a decidir la marca y el modelo de los vehículos.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Agetaxi, Francisco Esteban Lucas, opinó que "este borrador dice bastantes burradas" y que parece que el Ayuntamiento "quiere provocar al sector", ya bastante afectado por la actual coyuntura económica.

"Jurídicamente, el texto no se sostiene, y el Ayuntamiento asume competencias que no le corresponden. Estamos en la Unión Europea, no sé si el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha enterado de eso, porque no pueden decir qué vehículo o taxímetro usar, se puede elegir cualquiera que esté homologado por el Ministerio de Industria porque si no van en contra de las normas de la competencia. Me extraña que siendo tan 'liberales' luego sean tan intervencionistas", se lamentó, calificando este documento de "tremendamente intervencionista".

Por ejemplo, la propuesta de ordenanza, que comenzará su tramitación oficial hacia mediados de septiembre según los taxistas, ratifica la prohibición de exhibir publicidad en los vehículos a no ser que exista un permiso específico, previo pago de la tasa correspondiente, y que sólo podrá colocar "en el interior de los vehículos".

Para Lucas esta situación "es una vergüenza hasta desde el aspecto moral". "El delegado de Movilidad del Ayuntamiento, Pedro Calvo, es el responsable de los taxis y, a la vez, director de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que el año pasado tuvo 7 millones de euros de pérdidas. Así que no quieren que encima les quitemos un 'bocadito' de uno o dos millones más en ingresos por publicidad, por lo que nos niega la posibilidad a los taxis de poner publicidad para no hacer competencia directa con la EMT", explicó, recordando que "ya que "jamás en derecho uno puede ser juez y parte".

BAREMO DE AMORTIZACIÓN

Por otra parte, el borrador de la ordenanza establece que los vehículos "no podrán tener inicialmente una antigüedad superior a los dos años", por lo que los que superen los seis años desde su primera matriculación "deberán sustituirse en el plazo de dos años". Esto garantizará que todos los taxis de Madrid tengan, como máximo, ocho años de vida, mientras que hasta ahora podían utilizarse hasta una década, según los taxistas.

"Eso es una burrada, porque no puedes hacer que la gente que se compra un coche de lujo por 6 millones y que cobra las mismas tarifas lo tenga que cambiar a los ocho años. Habría que establecer baremos según la inversión realizada y el tiempo que hace falta para amortizarlo, porque si no el efecto será que los taxistas usaremos coches más baratos", respondió el presidente de Agetaxi.

Esto provocará un empeoramiento de una flota "más que aceptable" y que "figura entre las primeras del mundo en el ranking de calidad", algo logrado, según los profesionales, gracias al empeño de los taxistas, ya que "el Ayuntamiento exige que se apliquen las medidas recogidas en el Libro Blanco pero no aplica" las que dependen del Gobierno local.

Entre otros ejemplos, Lucas citó la instalación de marquesinas en las paradas de taxi para que los viajeros no tengan que esperar a pleno sol o bajo la lluvia, así como algún tipo de 'toldo' en zonas emblemáticas como la estación de Atocha para proteger los coches y que "los viajeros y el conductor no tengan que soportar 40 grados en el vehículo después de 40 minutos al sol".

ECHARLES DEL CENTRO

Otro de los 'puntos calientes' del texto es la introducción de Zonas de Circulación Regulada donde, "con el fin de salvaguardar la seguridad vial, la movilidad y la fluidez del tráfico, la protección del medio ambiente y de la integridad de los espacios públicos y privados" sólo podrán entrar cuando vayan a paradas o lleven o vayan a recoger viajeros.

"Se exige cada vez un servicio mejor y el Ayuntamiento no colabora", reprochó el presidente de Agetaxi, quejándose de todos los cortes de tráfico en determinadas zonas de la ciudad así como de la situación precaria para circular por culpa de las múltiples obras que tienen 'destripada' la capital desde hace varios meses.

Además, relató que los taxistas se encuentran a menudo en la situación de tener que "tirar al viajero en mitad de la calle con tres maletas y sin poder explicarle por qué no podemos llegar hasta su hotel en el centro". "¿Se trata acaso de una política pensada para quitar viajeros al taxi en beneficio de otros medios de transporte en los que las administraciones públicas han hecho inversiones? Porque parece una política dirigida a esto", apostilló.

También hay quejas con respecto a los Agentes de Movilidad, que "tienen unas competencias exclusivas de dirigir el tráfico y les dan mando como si fueran policías municipales, pese a que jurídicamente es insostenible".

TRAMITACIÓN DE LA ORDENANZA

El texto no es aún oficial y, de hecho, ni siquiera ha sido enviado a todas las asociaciones que representan a profesionales del sector en Madrid. "A Agetaxi no ha llegado el borrador, aunque lo hemos conseguido", puntualizó Lucas.

Debido a esta situación, los taxistas no pueden formalizar aún sus quejas, aunque se espera que el anteproyecto comience a tramitarse hacia mediados de septiembre y que, entonces, se les consulte oficialmente. Además, en el momento en que salga a información pública tendrán también ocasión de argumentar sus quejas.

Preguntado sobre el origen de esta reforma, que pondrá al día la actual ordenanza, de 1979, Lucas explicó que es consecuencia de la "aprobación del reglamento autonómico del taxi en 2005", que obligaba a las entidades locales a adaptar sus ordenanzas municipales antes de final de 2006.

"Han pasado tres años y no se ha hecho nada. Eso denota falta de respeto, de efectividad...", protestó. Además, avisó de que otro problema que azota al sector, el del intrusismo, podría provocar movilizaciones de los taxistas en toda España a partir de mediados de septiembre.

Por su parte, el presidente de la Gremial del Taxi, José Antonio Parrondo, alegó que "oficialmente aún no se ha hecho entrega del documento" por lo que prefirió no hacer declaraciones hasta que la situación esté más clara. Desde el Consistorio tampoco se quiso comentar el asunto hasta que avance el proyecto.