25 de abril de 2019
  • Miércoles, 24 de Abril
  • 26 de mayo de 2010

    Aguirre cree que Zapatero toma medidas "en las que no cree" y augura que pronto tendrá que adoptar otras "más duras"

    MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

    La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "se ve forzado" a tomar medidas "en las que no cree" y que "para colmo van a ser insuficientes" para sacar a España de la crisis, por lo que auguró que, "no tardando mucho", tendrá que adoptar otras "más duras".

    En una entrevista concedida a la Cadena Cope recogida por Europa Press, Aguirre consideró que las iniciativas económicas que el Ejecutivo de la nación ha anunciado en las últimas semanas ---entre ellas los recortes del gasto público o el conocido como 'creditazo' a los ayuntamientos-- "han sido precipitadas, impuestas desde fuera" por la llamada del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

    "La Moncloa dijo que Obama había llamado para interesarse por la salud del Rey y la página web de la Casa Blanca decía con toda claridad que había llamado para exigir que España tomase medidas", indicó la presidenta madrileña.

    A su juicio, el Gobierno central "no toma las medidas que todos los economistas recomiendan, que son muy duras, que exigen sacrificios". "La economía española le causaría muchos problemas a España y a los españoles, al euro y a toda la zona euro (si no se adoptan estas medidas)", dijo Aguirre, quien añadió que "si ha llamado Obama es de suponer" que esta situación afectará "a todo el mundo Occidental y también al dólar".

    La dirigente regional manifestó que el Ejecutivo de Zapatero "se niega" a emprender una serie de medidas que "tiene que tomar" entre las que citó la reducción de cinco ministerios "que le ha pedido el Congreso de los Diputados en numerosas ocasiones".

    En este punto, recordó que el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, eliminó esta semana algunas de las consejerías de su Gobierno, lo mismo que hizo la Comunidad de Madrid en julio de 2008. "Redujimos consejerías, redujimos altos cargos, nos redujimos el sueldo porque sabíamos que lo fundamental es la austeridad en el gasto", sostuvo.

    GOBIERNO "DESPILFARRADOR"

    Así, apuntó que cuando los gobiernos son austeros "las sociedades son prósperas", pero cuando son "despilfarradores", como, dijo, el de Zapatero, "la situación económica es verdaderamente lamentable".

    "Zapatero tiene que hacer recortes, pero tiene que empezar por sí mismo, por aplicarse la austeridad, que no se la ha aplicado", sentenció, al tiempo que puso como ejemplo a David Cameron, primer ministro británico, que "nada más" ganar las elecciones ha reducido el gasto público "apretando el cinturón del propio gobierno".

    Desde su punto de vista, los ciudadanos "quieren ver la austeridad en sus representantes", algo que "tendría que hacer el Gobierno de la nación como primer paso". "No digo que no haya que tomar medidas superdrásticas de las que se ha hablado, como atrasar la edad de jubilación o la reducción de sueldos de altos cargos. Estamos en muy mal momento. España necesita de sus políticos altura de miras y los primeros que nos tenemos que aplicar el cuento y apretarnos el cinturón somos los representantes de los ciudadanos", argumentó.

    ELECCIONES ANTICIPADAS

    Tras esta exposición, Aguirre volvió a insistir en la necesidad de que se convoquen elecciones anticipadas porque, a su entender, España "no puede aguantar dos años más en este plan" y consideró que "no es cierta" la idea del presidente del Gobierno de que España despegará cuando se resuelva la crisis internacional y otros países superen las adversidades.

    "España es el único país occidental en el que la crisis se traduce en paro", indicó, para agregar posteriormente que Zapatero llegó al poder con un 11 por ciento de desempleo. "Ya estamos en el 20,5 por ciento. El socialismo en España se traduce en paro, porque se dedican a hacer más gasto público y más despilfarro", aseguró.

    También apuntó que en los primeros años del Gobierno socialista "la inercia hizo que se generaran empleos", pero ahora se ha pasado de los 17,5 millones de cotizantes a la Seguridad Social a una cifra menor. "Esto es una desgracia y una tragedia", apuntó.

    La dirigente autonómica entiende que para que esta situación se solucione es necesario que el Gobierno haga reformas estructurales, ya que "se lo han dicho todos los organismos económicos del mundo entero y todas las personas que tienen algún conocimiento en esta materia".

    REFORMAS

    Por ello, le aconsejó que lo que tiene que hacer es reformar el marco laboral porque "no se puede dificultar la contratación". "La solución es facilitar la contratación y que los más desvalidos, los que están peor, que no es como se dice los funcionarios o incluso los pensionistas, que al fin y al cabo a final de mes algo cobran, sino lo parados, esos jóvenes que la mitad de ellos no tienen la esperanza de encontrar empleo, puedan encontrarlo", explicó.

    Junto a la reforma laboral, Aguirre propuso también una reforma energética "para abaratar los costes de producción y subir la competitividad", una reforma financiera y la reforma educativa, "que no pasa" por que todos pacten "el punto de vista pedagógico socialista que en 30 años ha demostrado que está completamente fuera de la realidad y lo único que hace es que los niños vayan cada vez a un mayor fracaso escolar".

    Desde su perspectiva, es necesario volver a una enseñanza "que sirva para formar a los ciudadanos, para que los niños aprendan conocimientos y valores" y para que España pueda competir con los países de su entorno.

    "Lo que no podemos hacer de ninguna manera es olvidarnos de que el estudio, el esfuerzo, el sacrificio, el mérito, la disciplina, todo eso son valores que tienen que estar en la educación", afirmó, al tiempo que dijo que es importante que en España se pueda elegir la enseñanza en español.

    "Esto es una cosa que cuando se le dice a un extranjero no se lo cree. Hay muchas partes del territorio donde no se puede elegir que tus hijos reciban la enseñanza en castellano", concluyó.

    Para leer más