28 de febrero de 2020
28 de febrero de 2008

Aguirre improvisa una visita a la cárcel de Carabanchel para subrayar la inseguridad y reclamar los terrenos

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, improvisó esta tarde, junto con varios de sus consejeros y representantes de la prensa, una visita a la antigua cárcel de Carabanchel para subrayar la inseguridad de la zona y reclamar los terrenos para la construcción de un hospital.

Aguirre, que tenía previsto un paseo por el parque Eugenia de Montijo, decidió cambiar la ruta a última hora, y en contra de la opinión de algunos asesores, entró en la cárcel abandonada en medio de basuras y hediondos olores.

La presidenta del PP de Madrid quería comprobar lo "urgente" que es que el Gobierno de la nación "cumpla el compromiso que tiene con todos los madrileños de ceder este terreno para construir equipamientos sanitarios". "Aunque la antigua cárcel tiene 172.000 metros cuadrados, el hospital sólo necesita 60.000, por lo que no nos oponemos a que el Ministerio del Interior haga lo que tenga que hacer con el resto, como viviendas y otros equipamientos", dijo.

Aguirre recordó que es un compromiso que ya estaba en el programa electoral tanto del PSOE como del PP y de IU para la campaña del año pasado a las regionales y municipales, y se preguntó por qué ha transcurrido casi un año sin que el Ministerio del Interior haya dado noticias de "cuándo, dónde, cómo y qué parcela" les van a ceder.

En este sentido, señaló que lo más "indignante" es que la instalación más importante que tiene Interior en el distrito de Carabanchel se haya convertido en "el mayor foco de inseguridad, delincuencia y de todo tipo de actividades que se consienten porque el Ministerio se niega a tramitar la cesión de los terrenos".

A la inesperada visita, asistieron también el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, y la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Elorriaga.

Aguirre pidió además una agilidad "imprescindible" para la cesión de los terrenos porque lleva desde el pasado julio hablando con la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, --"al que el consejero de Sanidad le ha enviado hasta cuatro cartas"-- y con el director de la sociedad que gestiona todas las instalaciones penitenciarias, Constantino Méndez, ex delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid.

"El tiempo pasa, hemos construido ocho hospitales en la Comunidad y no queremos que los vecinos de Carabanchel y Latina estén en peores condiciones", apuntó la presidenta regional.

Por su parte, Elorriaga, después de la peculiar visita, indicó que salta a la vista el estado lamentable en el que se encuentran los terrenos, "que se han convertido en un foco de delincuencia e insalubridad" y expresó el compromiso de su partido de, si gana las elecciones, transferir, "inmediatamente tan, rápido como la primera semana", los terrenos necesarios a la Comunidad Autónoma para que se construya el centro sanitario.

"Hay que poner fin a esta situación porque es intolerable que más de 600.000 vecinos vivan con los terrenos así", apostilló.

El consejero de Sanidad exigió asimismo un compromiso claro y firme del Ministerio de Interior, no sólo con la Comunidad de Madrid sino con todos los vecinos de Carabanchel y de Latina para poner fin a la degradación del entorno urbano que produce esta parcela.