21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 20 de junio de 2008

    Los alcaldes de la zona de la M-501 convocan una manifestación en contra de la paralización de las obras

       MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -    

       Los alcaldes de los alrededores de la M-501 han convocado a miles de ciudadanos para que el sábado apoyen la continuidad de las obras de desdoblamiento de la conocida como 'carretera de los pantanos'. La concentración tendrá lugar en Navas del Reyuna, cuatro días después de que una delegación de ediles presentaran en Estrasburgo ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo las más de 15.600 firmas recogidas en sólo dos días en apoyo al desdoblamiento de la M-501.

       Se trata de una movilización más de los casi medio centenar de alcaldes de localidades del suroeste de Madrid y las provincias limítrofes de Ávila y Toledo, todos ellos, directamente afectados por el trazado de la antigua comarcal 501. Su objetivo es evitar la paralización de las obras de desdoblamiento de la carretera entre los municipios madrileños de Quijorna y Navas del Rey, tal y como pretende Ecologistas en Acción.

      Entre los ediles movilizados está el de Aldea del Fresno, Cadalso de los Vidrios, Navas del Rey; San Martín de Valdeiglesias, cuyo regidor, Pablo Martín Cabezuela, es también el portavoz del Grupo de Trabajo Pro M-501); el Santa María de la Alameda, Pelayos de la Presa, Robledo de Chavela, Rozas de Puerto Real, Valdemaqueda, Villamantilla y Zarzalejo.

       Los alcaldes, con el respaldo mayoritario de la sociedad civil y el tejido productivo y asociativo de sus respectivas poblaciones defienden la continuidad de las obras de la M-501 puesto que  consideran que paralizarlas en este instante, cuando sólo falta un mes para el final de los trabajos, "supondrían un duro revés para la seguridad vial", aseguraron.

       Así, indicaron que hay que concluir el desdoblamiento por el estado de los múltiples desvíos, el mal estado del firme de las calzadas y la falta de señalización idónea típica de las obras en desarrollo que multiplican de forma exponencial el riesgo de padecer un accidente. De hecho, en el último mes la carretera ha dejado tres muertos.

       También consideraron que la paralización de las obras supondría problemas en el entorno, porque en este momento no están terminadas las medidas medioambientales previstas en el proyecto, y que suponen casi un 25 por ciento del total del coste de la obra. "Decenas de animales aparecen muertos cada día sobre la calzada", continuaron.

       En cuanto al aspecto económico y social, aseguraron que puede tener consecuencias negativas para el desarrollo de los habitantes de la zona que tienen serios problemas para acceder a los servicios básicos de educación y salud.

       Además, destacaron el importante deterioro del tejido económico e industrial de la zona. "Esta deficiente infraestructura de comunicación vial sitúa a nuestras empresas en una posición clara desventaja con respecto a las del resto de comarcas de la región", apuntaron.