25 de enero de 2021
20 de abril de 2006

(Ampl.) Consejo.- Adjudicado el metro a la T-4 de Barajas, que costará 1,25€ y funcionará en primavera o verano de 2007

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó hoy la adjudicación del contrato de construcción y explotación del metro a la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, que estará en funcionamiento en el primer semestre de 2007. El billete costará 1,25 euros y será válido para el trayecto desde cualquier estación de la red del suburbano, aunque trabajadores de la T-4 y usuarios del Abono de Transportes ordinario no tendrán que pagarlo.

En rueda de prensa el vicepresidente primero y portavoz, Ignacio González, explicó que las obras comenzarán "de inmediato" y que su finalización se espera "para primavera o verano" del año próximo, lo que podría hacer que la inauguración de esta infraestructura se hiciera tras las elecciones regionales y municipales. "Lo importante es que la obra se acometa. Intentaremos que sea lo antes posible y que se terminen en condiciones", argumentó.

El metro que llevará a la T-4, sin transbordos, será una ampliación de la Línea 8 cuyo tramo tendrá una longitud de 2,5 kilómetros y que se realizará "en su mayor parte" con túneles excavados con tuneladora. En concreto, la conexión partirá de la actual estación de Barajas Pueblo.

La empresa adjudicataria --la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por FCC y Caja Madrid-- tendrá la concesión de esta infraestructura durante 20 años y el importe del contrato ronda los 45 millones de euros.

En su intervención, González recordó que la presidenta regional, Esperanza Aguirre, se comprometió a llevar el metro a la nueva terminal de Barajas "ante la negativa" del Ministerio de Fomento a "cumplir sus obligaciones" para garantizar la movilidad y conexiones dentro del aeropuerto.

SEGURIDAD DEL PROYECTO

El vicepresidente primero también se pronunció, a preguntas de la prensa, en relación con el sistema de concesión elegido para construir esta infraestructura, el mismo utilizado para ampliar la Línea 9 hasta Arganda del Rey, que recientemente fue objeto de polémica al trascender un informe firmado por Manuel Melis, que era director de Infraestructuras del anterior Gobierno regional y que ahora tiene un cargo similar en el Ayuntamiento de la capital, en el que advertía de que la obra fue realizada con "materiales defectuosos" que podrían haber derivado en una "catástrofe".

A este respecto, González consideró que "no tiene nada que ver una cosa con la otra" y que, en todo caso, la L-9 de metro "ha funcionado con todas las garantías de seguridad" y que el propio Melis se encargó después de disipar las dudas sobre la seguridad del proyecto. Por ello, el portavoz del Gobierno regional dijo que en el caso del metro a la T-4 "lógicamente" vigilarán el cumplimiento de los requisitos de seguridad recogidos en el pliego de condiciones del contrato.