24 de marzo de 2019
  • Sábado, 23 de Marzo
  • 2 de febrero de 2008

    (Ampl.) Sucesos.- La mujer herida al ser atacada por su caballo está estable y no perderá el brazo en el que fue mordida

    MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La mujer de 33 años que ayer resultó herida de gravedad tras ser atacada por su caballo en un picadero de Fuente El Saz del Jarama se encuentra estable y no perderá el brazo en el que el equino descargó su ira, debido a que los equipos médicos del hospital La Paz han conseguido reimplantarle el miembro después una operación de más de 4 horas.

    Según informaron a Europa Press fuentes del citado centro hospitalario, la amazona se recupera en la unidad de quemados y cirugía plástica del Hospital de La Paz, donde ha sido curada de las heridas que sufrió en el brazo izquierdo y en la pierna.

    Los hechos que provocaron el ingreso de la mujer sucedieron ayer a las 16.20 horas en uno de los establos de un picadero de Fuente el Saz, situado en el camino de Barco Viejo del municipio. Por motivos que se desconocen, la víctima fue atacada mientras colocaba el bocado al caballo y fue mordida en el brazo izquierdo a la altura del antebrazo, herida que le ocasionó la semiamputación del miembro.

    El equino también mordió a la mujer en el cuadriceps de la pierna izquierda, lo que le provocó una fuerte herida, pero sin desgarro muscular. Hasta el lugar de los hechos se desplazó un equino del Summa-112 para estabilizar a la amazona, que permaneció consciente en todo momento. Posteriormente, fue llevada al Hospital de La Paz, donde ingresó con pronóstico grave.

    EL SEPRONA INSPECCIONARÁ LA FINCA

    Tras el suceso, una patrulla del Seprona de la Guardia Civil se desplazó hoy hasta la finca en la que ocurrió el accidente para realizar una inspección de las instalaciones y de los animales para comprobar que todo se encontraba en perfecto estado.

    Los agentes hicieron sonar varias veces la sirena del vehículo con intención de que alguien les permitiera acceder a la finca pero no recibieron respuesta. Finalmente, la patrulla abandonó la entrada de la finca pero permaneció en los alrededores de la zona.