24 de noviembre de 2020
8 de abril de 2006

(Ampliación).- Un hombre de 78 años que padecía 'síndrome de diógenes' fallece en el incendio de su casa en Coslada

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un hombre de 78 años de edad y que, al parecer, padecía el denominado 'síndrome de diógenes' falleció en la tarde de hoy en el incendio registrado en su casa de Coslada (Madrid) por causas que aún se desconocen, informaron a Europa Press en fuentes del servicio de emergencias 112.

El suceso se produjo sobre las 18.00 horas en el número 15 de la calle Cruz de dicha localidad madrileña cuando en la segunda planta de una vivienda unifamiliar se declaró el incendio.

Según detallaron las mismas fuentes, el fuego evolucionó rápidamente a causa de los múltiples enseres de todo tipo que la víctima tenía acumulados en su domicilio.

En este sentido, fuentes de la policía municipal explicaron a Europa Press que, de confirmarse que el fallecido es efectivamente el titular de la vivienda, se trata de un hombre que padece el 'síndrome de diógenes', enfermedad que aqueja a personas de avanzada edad y que se caracteriza por la reclusión en el propio hogar y el abandono de la higiene de forma que que quienes lo sufren puede llegar a acumular grandes cantidades de basura en sus domicilios y vivir voluntariamente en condiciones de pobreza extrema.

Las mismas fuentes policiales indicaron que el pasado verano procedieron a realizar una limpieza y desinfección de la vivienda de acuerdo con el juzgado de Coslada y en colaboración con los servicios sociales de la localidad. Entonces unos familiares acogieron a la víctima que, no obstante, renunció a permanecer con ellos y optó por regresar a su casa.

De hecho, la acumulación de objetos en la vivienda se señala como causa de la rápida expansión de las llamas y de que cuando los bomberos llegaron al lugar del incendio, el hombre, único habitante de la casa, hubiera ya fallecido, supuestamente por inhalación de humos y por el impacto que le produjo el desprendimiento de la cubierta de vivienda de dos plantas.

Las mismas fuentes indicaron que los bomberos apenas emplearon entre tres y cuatro minutos en llegar al lugar del incendio, dado que el parque que tienen en Coslada está en un lugar muy próximo al del siniestro que, por otra, parte no provocó más víctimas ni obligó a desalojar las viviendas colindantes.