20 de noviembre de 2019
  • Martes, 19 de Noviembre
  • 14 de enero de 2009

    Antifascistas convocan una concentración el viernes en Tribunal contra el apuñalamiento de un joven por presuntos neonazis

    MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La agrupación 'Noroeste Antifascista', con el apoyo de la Coordinadora Antifascista de Madrid, ha convocado para este viernes, 16 de enero, a las 20.00 horas en las inmediaciones del Metro de Tribunal una concentración en repulsa del apuñalamiento de un joven el día 2 de enero por presuntos neonazis en ese barrio de la capital.

    El muchacho, de 16 años, resultó herido grave al recibir una cuchillada en las inmediaciones de la calle Barcelona en torno a las 23.30 horas de ese día. La agresión, fue resultado de una pelea entre varios antifascistas, entre los que se encuentra el herido, y una decena de individuos de estética neonazi. Durante el enfrentamiento, uno de ellos clavó una navaja en la espalda al adolescente y el grupo salió huyendo.

    Los sanitarios atendieron al muchacho, que presentaba una herida por arma blanca en el tórax, por lo que fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Clínico, indicó a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid.

    POR LA ILEGALIZACIÓN DE PARTIDOS FASCISTAS

    La organización antifascista señaló que el autor del apuñalamiento y su compinche pertenecen a grupos fascistas legalizados de Pozuelo de Alarcón, por lo que pidieron su ilegalización. "¿Cuantos muertos hacen falta para ilegalizar estas organizaciones portadoras del racismo y la xenofobia?. Mostramos nuestro apoyo al antifascista herido y dejamos claro desde el principio que esto no se va a quedar así", señalaron.

    Bajo el lema 'Fuera nazis de nuestros barrios', los convocantes quieren denunciar las últimas agresiones fascistas y la "impunidad policial" de la que, a su juicio, gozan los neonazis. "Este tipo de acciones son nuestro pan de cada día en el Noroeste de Madrid y más en Pozuelo, con continuas agresiones y robos con navajas de por medio", indicaron.

    "El problema no es que los neonazis lleven navajas, el principal problema es la impunidad policial de la que gozan por el hecho de que algunos de ellos son militares, que pueden llevar armas encima sin que nadie les diga nada, ya que al ser militares nadie les cachea y gozan de inmunidad. Mientras los antifascistas estamos perseguidos, sometidos a acoso permanente por parte de la Policía de Pozuelo y de la Brigada de Información", agregaron.