13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 5 de julio de 2010

    Una asociación tilda de "falacia" la ley de libre elección y cree que destruirá el modelo de la Atención Primaria

    MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid ha calificado este lunes la Ley de libre elección y área única de "falacia" al considerar que destruye el modelo de equipos de Atención Primaria ya que es "imposible que 6,5 millones de ciudadanos puedan elegir al mismo profesional sanitario".

    Además, la entidad ha indicado en su informe 'La salud y la situación sanitaria en la Comunidad de Madrid' que es "imposible" que 6,5 millones de ciudadanos puedan elegir el mismo médico de Atención Primaria, el mismo profesional de enfermería, el mismo especialista e incluso el mismo hospital. "Ninguno de ellos tiene capacidad para asegurar la atención sanitaria a todos los habitantes de la región, y será imprescindible establecer mecanismos que limitaran esta supuesta libre elección", ha indicado la entidad.

    Según la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, lo que el Gobierno regional del PP persigue con este cambio es "seguir introduciendo los mecanismos de mercado en la sanidad pública y la consiguiente creación de un escenario que permita la privatización paulatina de la Atención Primaria madrileña a corto plazo", además de la obtención de beneficios económicos "a costa de acabar con la idea de que la salud es un derecho igual para todos y que puede pasar a ser tratada como una mercancía".

    Entre las razones que ha apuntado dicha entidad para cambiar esta ley se encuentra que es "contraria a la Ley General de Sanidad vigente desde 1986, que recomienda, en base a criterios de buen funcionamiento, equidad y eficiencia, la organización territorial de la sanidad pública en áreas sanitarias de aproximadamente 250.000 habitantes".

    Han considerado además que la transformación de once áreas en una "impedirá una atención sanitaria integral" al tiempo que "dificultará la planificación de los recursos y la coordinación con otros niveles asistenciales, como son la atención especializada y hospitalaria". Han considerado asimismo que deteriorará la calidad asistencial y el desempeño profesional de los equipos de Atención Primaria "sustituyendo la colaboración por la competencia, y el trabajo en equipo por el individualismo profesional".

    Asimismo, la entidad considera "necesario y urgente un cambio de rumbo" que implique un aumento de los presupuestos sanitarios dedicados a la Atención Primaria y que se traduce en la "derogación de la ley de libre elección, la redacción de una nueva ley que establezca la libre elección y la paralización de las privatizaciones para mejorar su funcionamiento y consolidar así su carácter de servicio público.

    Por su parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha manifestado este lunes que el informe que dio a conocer la semana pasada la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública "no se corresponde con la realidad sino que es exactamente lo contrario".

    Durante una visita al hospital de Arganda, el consejero de Sanidad ha hecho hincapié en que el mencionado informe "carece de rigor" y ha tachado a este colectivo de ser "una segunda marca del PSOE e IU para hablar de Sanidad".

    Lasquetty ha señalado también que utilizar el nombre de la Sanidad para hacer oposición política es algo "poco lógico y poco recomendable porque (la Sanidad) es algo mucho más importante que los intereses políticos de las personas".