27 de enero de 2021
30 de noviembre de 2020

La Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto reclama el inicio de las obras de la línea 11 hasta Atocha Renfe "ya"

La Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto reclama el inicio de las obras de la línea 11 hasta Atocha Renfe "ya"
Nota, Fotos Y Vídeo: Aguado Anuncia Que La Línea 11 De Metro Se Convertirá En La Gran Línea Diagonal De Madrid - COMUNIDAD DE MADRID

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto ha reclamado este lunes, ante el anuncio de que la línea 11 se convertirá en la línea Diagonal de Madrid, el inicio de las obras de ampliación hasta Atocha Renfe "ya", y ha asegurado que la línea 11 es "la de las promesas incumplidas".

"Tras dos décadas de lucha vecinal, y siendo presidente de la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz Gallardón, en 1996 dieron comienzo las obras de una nueva línea de metro, la 11, que daría servicio a Carabanchel Alto desde la plaza Elíptica", recuerda la Asociación en un comunicado.

A continuación, relata que en 1998 llegó el metro hasta Pan Bendito, pero, cuando debían continuar las obras hasta Carabanchel Alto, "el mismo Ruiz Gallardón se olvidó de su promesa para destinar los recursos en un proyecto más especulativo, sin apenas demanda, la línea de Metro Sur".

"Nuevas movilizaciones dieron sus frutos, y la nueva presidenta, Esperanza Aguirre, continuó las obras hasta llegar el metro a Carabanchel Alto en 2006", continúa.

También recuerda que, un año antes, en 2005, junto a la entonces consejera de transportes, Dolores de Cospedal, "había anunciado a bombo y platillo que la línea 11 de Metro sería la M-40 del metro, o sea, una nueva circular más exterior a la línea 6".

"Desde entonces han pasado nuevas personas ocupando la presidencia de la Comunidad de Madrid, como Ignacio González o Ángel Garrido, que ni se tomaron la molestia de cumplir lo que alguien, en nombre de la institución, había prometido hacer", prosigue.

Según el relato de la Asociación, nuevas movilizaciones vecinales hacen que en 2017, la entonces presidenta Cristina Cifuentes, prometa en sede parlamentaria la ampliación de "la gran línea de metro, que hasta ahora es un mero ramal de 7 estaciones, de la Fortuna a Plaza Elíptica, con un único enlace con el resto de la red de metro".

Esta ampliación sería desde Plaza Elíptica hasta Conde de Casal, enlazando con las líneas 3 y 1 en otras estaciones, y cuya inauguración sería para 2023.

La Asociación considera que este proyecto, que "iba avanzando lentamente, con los proyectos de impacto ambiental y de obra", se vea perjudicado por lo que ha calificado como "un nuevo anuncio rimbombante", el de convertir la línea 11 en "la Diagonal", atravesando Madrid del suroeste al nordeste, uniendo Cuatro Vientos con Valdebebas y el aeropuerto de Barajas.

A su juicio, "podría parecer una noticia positiva, de reforzamiento de una ampliación ya en curso", pero "la letra pequeña del anuncio es muy preocupante", y ha subrayado que, entre otros aspectos, "quedan en suspenso todas las obras hasta conseguir la financiación de la Unión Europea para todo el proyecto".

Asimismo, señala que la ampliación se realizará en tres fases, la del sur, que irá de Plaza Elíptica a Conde Casal, y cuyo comienzo no se prevé antes de 2022; la central, entre Conde de Casal y Mar de Cristal, que comenzaría en 2023; y la del norte desde Mar de Cristal hasta Valdebebas y T4 Barajas, que tampoco se pondría en marcha antes de 2022.

"¿Quién nos garantiza el cumplimento de estos plazos, cuando además depende de decisiones supranacionales?", se preguntan desde la Asociación, que incide en que "la zona norte de esta posible ampliación tiene intereses muy potentes, como la ciudad de la justicia, el nuevo hospital fantasma, la ciudad deportiva del Real Madrid y la especulación de los nuevos desarrollos urbanísticos como el propio Valdebebas", por lo que cuestiona que el tramo sur sea la prioridad y no el tramo norte.

En este sentido, recuerda que el partido Ciudadanos tenía en su programa electoral la llegada del metro a Valdebebas, anuncio que ha llegado este lunes de la mano del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, y del consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido.

"A la nómina de incumplidores de promesas parece que habrá que añadir a la actual presidenta Isabel Díaz Ayuso, y un nuevo partido, Ciudadanos, se unirá al Partido Popular, que hasta ahora asumía en solitario este triste récord", vaticina la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto.

"No nos pilla de sorpresa, y por eso tenemos guardadas las pancartas y otros elementos reivindicativos, que volveremos a sacar en breve, porque no estamos dispuestos a soportar una nueva tomadura de pelo", avisa.

Para leer más