15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 21 de febrero de 2010

    El Ayuntamiento recibió 10.300 avisos por problemas con el alumbrado público entre diciembre y enero

    Achacan los problemas a la lluvia y la humedad, que "genera el disparo de las protecciones diferenciales" de las instalaciones

    MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Madrid recibió 10.300 avisos por incidencias con el alumbrado público entre los meses de diciembre y enero, frente a la media mensual que se sitúa en 1.600 quejas, una situación que el director general de Vías y Espacios Públicos, Pablo Usán, achacó a los problemas que causa la lluvia y la humedad, que "generan el disparo de las protecciones diferenciales" de las instalaciones eléctricas.

    Preguntado sobre este asunto en la comisión ordinaria de Obras y Espacios Públicos, Usán reconoció que entre diciembre de 2009 y enero de 2010 se ha producido "un incremento notable de las incidencias en el alumbrado público", ya que frente a la media mensual de 1.600 avisos, el pasado mes de diciembre llegaron por el sistema municipal Avisa hasta 4.370 quejas, mientras que en enero fueron 5.919.

    En cualquier caso, negó que estos problemas se deban a cortes de suministro por parte de las empresas energéticas, y aseguró que "se corresponden a averías de la instalación" que el departamento de Alumbrado Público está analizando para "aplicar las medidas correctoras necesarias para que no se repita".

    Así, aludió a que el análisis preliminar de la información que hacen los técnicos municipales indica que los problemas "están muy vinculados con las lluvias", abundantes en el último trimestre en la capital. "A pesar de que las instalaciones cumplen la normativa en materia de estanqueidad nada esto totalmente estanco, y la humedad genera el disparo de las protecciones diferenciales", apostilló.

    Asimismo, subrayó que para actuar sobre este tipo de averías hay que detectar el punto de fallo, lo que "no es fácil porque las instalaciones están bajo la acera y hay que hacer tanteos, apagando y encendiendo los circuitos, para ver cuál falla", a fin de arreglarlo.

    "A veces puede tener que abrirse calas y zanjas en el pavimento, y luego hay que mantener un periodo de observación para comprobar que se ha detectado el error y que es el único. La única solución es la vigilancia y el mantenimiento continuado de la instalación para garantizar la calidad de la reparación", añadió.

    Sin embargo, señaló que ese proceso de observación para el mantenimiento de las instalaciones "es muy dificultoso" ya que muchas veces las medidas que se adoptan para solucionar el problema, como la apertura de zanjas, "hacen más vulnerable la instalación". Además, con la lluvia "persistente", algunas averías son más difíciles de resolver.

    En cualquier caso, destacó que el periodo medio de solución de una incidencia se encuentra entre día y día y medio, si bien ahora los técnicos deben trabajar entre tres y cuatro jornadas para poder arreglar los problemas de este tipo.

    PROBLEMA DE SEGURIDAD

    Por su parte, el edil del PSOE José Manuel Rodríguez se quejó de que hay zonas de la ciudad, como la plaza Mayor o la plaza de Lavapiés, que llevan meses sufriendo estas incidencias, paliadas en cierta medida mientras estuvo presente la iluminación navideña. "La ausencia de alumbrado público supone un gran problema de seguridad ciudadana", alertó, recordando además que en Lavapiés se instalaron hacer poco cámaras de seguridad con ese fin, dispositivos que "difícilmente funcionarán salvo que tengan visión nocturna".

    Según sus datos, las incidencias no se han registrado únicamente en el distrito Centro de la capital, sino que también han afectado a Chamberí, Villaverde, Carabanchel, Puente de Vallecas, Fuencarral-El Pardo y Arganzuela.