19 de noviembre de 2019
  • Lunes, 18 de Noviembre
  • 1 de agosto de 2019

    Ayuso subraya que tendrá que entenderse con todos los partidos y "sobre todo" con Cs y Vox por haberle dado sus votos

    Monasterio: "Para cualquier propuesta, presupuesto o ley que se quiera sacar tendrán que mirar a Vox"

    Ayuso subraya que tendrá que entenderse con todos los partidos y "sobre todo" con Cs y Vox por haberle dado sus votos
    La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anuncia que tras dos meses de negociaciones en breve presidirá un Gobierno de coalición con Ciudadanos y apoyado por Vox en la Comunidad de Madrid.RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS

    MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La candidata del PP a la Comunidad de Madrid y futura presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha subrayado este jueves que para poder gobernar en la región tendrá que entenderse con todos los partidos pero especialmente con Ciudadanos y Vox en la medida en que estas formaciones son las que le darán los votos necesarios para ser investida.

    En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, Ayuso ha indicado que el acuerdo anunciado hoy supone "un peldaño más" y es algo "muy positivo" ante lo que espera que la próxima semana se pueda celebrar la ronda de consultas y esa misma semana o a la siguiente el pleno de investidura.

    El documento, ha defendido, es "perfectamente asimible" por los tres partidos y no entra en conflicto con lo acordado con Ciudadanos. "Esto es un acuerdo para desbloquear la comunidad, para bajar impuestos y otras cuestiones que no me parecen descabelladas", ha indicado.

    Para Ayuso, la legislatura que arranque será "muy diferente", aunque también podrán darse "cosas muy positivas" como que haya "una competencia dentro de dos partidos dentro de una misma administración" y ha indicado que van a tener "muchísima vigilancia, trabajo y transparencia en común".

    Se dará una situación "inédita", ha explicado, ante un partido como Vox que le da luz verde para poner en marcha el gobierno pero que hará oposición desde el Parlamento".

    "Estoy obligada a entenderme con todos los partidos políticos, pero sobre todo con aquellos que me han dado sus votos para que yo sea la presidenta", ha concretado.

    Sobre la dependencia el resto de la legislatura de Vox, Ayuso ha rechazado que "deslegitimar" a esta formación llamándola ultraderecha no es positivo. "Es un partido con afiliados que han dicho cosas que no comparto, que no me representan, pero también con dirigentes preparados y muy solventes con los que nos hemos entendido", ha incidido.

    En cualquier caso, ha recalcado, no cree que en estos momentos el problema de España sea Vox y ha cargado contra el PSOE por el Gobierno en Navarra, en el que la socialista María Chivite necesita la abstención de EH Bildu, o el acercamiento a los independentistas por parte de la formación de Pedro Sánchez.

    "Ellos no van escracheando o discriminando por el idioma. Hay problemas peores en otras CCAA, aquí se está creando empleo y dando libertades a los ciudadanos", ha recordado al respecto.

    ROCÍO MONASTERIO

    Por su parte, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha indicado que ha habido "cesiones y flexibilidad" por las tres partes para poder desbloquear la situación. "Esto es una negociación, todos hemos ganado una parte y hemos cedido en otros temas", ha apostillado.

    En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, ha explicado que Vox no necesita que Ciudadanos firme ningún compromiso. "No me hace falta. Tengo claro que para cualquier propuesta, presupuesto o ley que quieran sacar adelante en la Comunidad de Madrid van a tener que mirar a Vox y ver si votamos sí o no", ha concretado.

    En esta línea, se ha mostrado convencida que mantendrán el acuerdo vivo si quieren evitar que la izquierda gobierne en la Comunidad de Madrid. "Ya se vió en Andalucía con los presupuestos. Confiamos en que los puntos del acuerdo se ven reflejados en los próximos presupuestos", ha explicado, porque si Ciudadanos y PP no quieren que gobierne la izquierda en Madrid van a necesitar los votos de su formación.

    Finalmente, ha lamentado la "obsesión" respecto a las modificaciones en el texto con el tema LGTBI y ha defendido que han conseguido que se aprueben mecanismos para que los padres elihan cómo educar a sus hijos.

    "No creo que haya que hacer leyes especiales para proteger a determinados colectivos. No quiero que como mujer me hagan una ley especial para contratatarme. Me parece humillante como mujer que me traten así, son principios fundamentales de la igualdad", ha zanjado.

    Para leer más