17 de septiembre de 2019
2 de noviembre de 2014

Baja un 36,1% el número de cursos de formación continua que la Comunidad prevé impartir en 2015

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid prevé impartir 1.446 cursos de formación continua en 2015 frente a los 2.262 que tenía previsto realizar en 2014, lo que supone una caída del 36,1 por ciento.

Según consta en el anteproyecto de ley de presupuestos para 2015, la Consejería dirigida por Ana Isabel Mariño ha presupuestado un total de 99 millones de euros para formación para el empleo. Con esta cantidad quiere llevar a cabo la gestión del Plan de Formación para el Empleo o la programación y realización de cursos de formación para el empleo, para empleados y desempleados.

En el caso del impulso de la formación para el empleo dirigida preferentemente a desempleados, el Ejecutivo regional tiene previsto impartir 7.500 cursos dentro del Plan de Formación para el Empleo, frente a los 2.900 que contempló en el anteproyecto de presupuestos de 2014.

Ante los presunto fraudes en cursos de formación protagonizados por José Luis Aneri que fueron destapados este año, destaca la reducción en un 36,1 por ciento de los cursos de formación continua dentro de la formación para el empleo dirigida preferentemente a personas ocupadas.

Y es que para 2015, la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura contempla la realización de 1.446 cursos a los que podrían acudir 34.000 alumnos. Esta cifra es destacable, ya que el año pasado la cartera que dirige Ana Isabel Mariño tenía prevista la realización de 2.262 cursos con la posible participación de 46.678 alumnos.

Esta misma semana la Comunidad de Madrid anunció que a partir de ahora la formación continua sólo será presencial y se va a reducir en más de la mitad las cantidades que venían recibiendo sindicatos y patronal para este fin.

Dentro de esta sección también se fomentarán las vocaciones emprendedoras, y la economía social. De hecho, se prevé dar 400 subvenciones para ayudar al empleo autónomo y 200, para la mejora de la competitividad de cooperativas y sociedades laborales.