2 de marzo de 2021
9 de septiembre de 2014

Botella no opta a la pugna electoral pero deja para el recuerdo el 'relaxing cup' entre 'peras y manzanas'

Botella no opta a la pugna electoral pero deja para el recuerdo el 'relaxing cup' entre 'peras y manzanas'
EUROPAPRESS

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, no repetirá como regidora en 2015 pero dejará tras de sí un reguero de frases que han pasado a formar parte del acervo cultural, desde el 'relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor' hasta las 'peras y las manzanas'.

Corría el año 2005 cuando la entonces concejala del Ayuntamiento mostraba su opinión sobre el matrimonio homosexual en España diferenciando los sexos por frutas. Ocho años después, y ante los examinadores del Comité Olímpico Internacional (COI) en Buenos Aires, la primera edil vendió Madrid con unas palabras que han conseguido que la Plaza Mayor esté en boca de muchos.

Entremedias Botella, todavía como delegada de Medio Ambiente, dio a conocer que la mejor situación del Manzanares se debía a la gestión de las 'gaviotas reidoras', nombre de un tipo de ave que puebla el río y que empleó para referirse, tirando de humor, a los populares. Si el caudal del río estaba mejor se debía a "las obras del Manzanares y por las gaviotas reidoras", defendía.

La alcaldesa de Madrid anuncia su intención de no luchar por la carrera electoral a ocho meses de los comicios municipales y con una palabra que todos los que la han apoyado repiten, la lealtad hacia el partido. Así, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha destacado de la regidora que siempre ha hecho lo que ha considerado mejor para el partido, mientras que el presidente regional, Ignacio González, ha declarado que siempre ha sido "leal" al PP.

En lo que coinciden todos aquellos que conocen a Botella es que es una persona que gana en las distancias cortas: con una sonrisa permanente, Botella ha dado a conocer siempre sus opiniones sin tapujos.

Sus más estrechos colaboradores la definen como una persona muy trabajadora y que nunca pierde los nervios. Hermética también la define bien, aseguran sus amigos. De hecho, muy poca gente conocía sus intenciones políticas por muy cercanos que estén a ella.