30 de septiembre de 2020
7 de octubre de 2009

Bravo se compromete a mantener la misma tasa de basuras en 2010 a pesar de la subida de impuestos indirectos como el IVA

Asevera que los 400 euros o el cheque bebé han detraído de las arcas municipales unos 170 millones de euros al año

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Hacienda en el Ayuntamiento de Madrid, Juan Bravo, aseveró hoy que el equipo de Gobierno se compromete a mantener la misma tasa de basuras el próximo año, sin modificación alguna, a pesar de que este servicio le saldrá más caro al Consistorio como consecuencia de la anunciada subida de impuestos indirectos, concretamente el IVA.

Bravo apuntó que la tasa de basuras "se cobra en la mayoría de los municipios" y lo que hace el Ayuntamiento de la capital es "financiar este servicio de recogida y tratamiento de residuos con cargo al conjunto de los impuestos municipales".

En este punto insistió en que "todos" deben ser conscientes de la actual situación de crisis y su repercusión en los ingresos municipales para añadir, a renglón seguido, que algunas medidas fiscales del Gobierno de la Nación, como los 400 euros o el cheque bebé, "han detraído de las arcas del Ayuntamiento de Madrid 170 millones de euros anuales".

LA "INCONGRUENCIA E HIPOCRESÍA" DEL PSOE

También arremetió contra el portavoz socialista, David Lucas, al que acusó de tener una actitud "incongruente e hipócrita". Y es que el socialista, preguntado hoy por los motivos por los que critica la tasa de basuras en la capital cuando la defendió durante su paso por el Ayuntamiento de Getafe, declaró que los impuestos "no son buenos o malos" sino que su carácter viene derivado de la función para la que se utilicen.

En definitiva, la tasa de basuras en Getafe sirve, en palabras de Lucas, para "prestar nuevos servicios" mientras que en la capital sólo para "financiar el despilfarro de Alberto Ruiz-Gallardón".

Ante esto, el delegado de Hacienda subrayó que el portavoz socialista "sabe que la tasa es una recomendación de la Unión Europea aún cuando hace ocho años, cuando él la estableció en Getafe, argumentó que era una obligación".

"No deja de ser sorprendente que una tasa fijada con los mismos criterios como las que estableció en Getafe hoy le parezca una agravio a los ciudadanos, cuando entonces la veía como algo imprescindible", sostuvo Bravo.

LA TASA SÓLO CUBRE EL COSTE DEL SERVICIO

Por otro lado, el edil de Hacienda argumentó que con la tasa de basuras se cubre exclusivamente el coste del propio servicio, sin que se destinen los recursos obtenidos "a ningún otro fin", a lo que añadió que, a pesar de que el servicio de recogida y tratamiento de residuos es "mejor" que en otras ciudades, el coste que el Ayuntamiento de Madrid repercute a los ciudadanos es "sustancialmente inferior a lo que se paga en otras ciudades como Gerona, Sevilla, Murcia, Cádiz, Burgos o Córdoba".

También pidió a la ciudadanía que piensen que "no están pagando más que entre 16 y 30 céntimos por un servicio diario y domiciliario", por lo que les rogó que comparen lo que pagan al Ayuntamiento por este servicio y lo que abonan a las compañías eléctricas por las funciones que prestan.

Sin negar el "esfuerzo adicional" que supone la nueva tasa para los bolsillos de los madrileños, Juan Bravo confirmó que el Consistorio, "como cualquier familia", abordará en los próximos meses "un ajuste y reducción de sus políticas de gastos" y pidió que todos, administraciones públicas, empresas y ciudadanos, "colaboren y empujen en misma dirección".