30 de mayo de 2020
17 de agosto de 2009

La calle Serrano de Madrid, zona asediada por varios focos de obras

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La céntrica calle de Serrano, en Madrid, conocida como 'La Milla de Oro', fundamentalmente por albergar algunas de las boutiques de diseño más caras de la ciudad, se encuentra asediada por varios focos de obras, que no concluirán previsiblemente hasta la segunda mitad del próximo año.

Las labores principales, que comenzaron en septiembre del año pasado con un presupuesto inicial de 106 millones de euros, son las de construcción de tres aparcamientos con más de 3.000 plazas bajo la calle, para las que no ha sido necesario abrir zanjas sino que se instalaron los muros antirruido con una técnica algo más costosa pero que causa menos inconvenientes a vecinos y comerciantes.

De esta manera se sacarán de la calle 952 plazas de aparcamiento, lo que permitirá transformar los 43.751 metros cuadrados actuales de zonas peatonales a más de 64.830 en un ámbito de casi dos kilómetros de superficie, según el proyecto de Clara Eslava y Miguel Tejada.

Además, se creará un carril bici de 2,3 kilómetros y la calzada pasará de seis a cinco carriles, dos de los cuales reservados al transporte público. Asimismo, se renovarán todos los servicios básicos, se mejorará el tráfico y se dotará a todo el eje de una mayor calidad ambiental y estética.

En este sentido, la plaza de la Independencia verá modificado su pavimento y sus jardines, y se desarrollarán las calles transversales, eliminando el aparcamiento en batería y rebajando los bordillos. También se reordenará el tráfico en la intersección de Serrano con María de Molina, reestructurando el flujo para recuperar una zona peatonal delante del Museo Lázaro Galdiano y cambiando el giro entre ambas vías.

PARALIZADOS POR UNA CERCA

Tras varios meses trabajando sin descanso, puesto que el objetivo es que los comerciantes no tengan que pasar otra campaña navideña en el dique seco, a finales de julio las obras tuvieron que ser paralizadas a cuenta del descubrimiento de unos restos arqueológicos que resultaron ser de la cerca de Felipe IV, a la altura de la calle Jorge Juan, y de otros que podrían ser de una canalización de agua.

La legislación de Protección de Patrimonio obligó al Consistorio a realizar los estudios pertinentes para determinar las medidas a tomar en relación con los restos, y tras varios días paralizadas, las obras pudieron reanudarse el día 3, tras la autorización de la Comunidad de Madrid, que permitió el desmontaje de los restos por su avanzado estado de deterioro. En cualquier caso, parte del tramo representativo del muro deberá ser recuperado y expuesto en alguna zona cercana.

TRABAJOS MENORES

Además, aprovechando las vacaciones estivales el Ayuntamiento de la capital está acometiendo labores de reasfaltado en la zona. De hecho, desde el pasado día 14 se realizan trabajos de la campaña 'Madrid Pavimenta Madrid' en el tramo situado entre María de Molina y la plaza de la República Argentina, que se prolongarán por el resto de la vía a partir de mañana.

Por su parte, desde principios de agosto las obras han ido obligando al Ejecutivo local a cerrar progresivamente diversas vías adyacentes a Serrano para su modernización, comenzando con el Puente de Juan Bravo, que continuará prohibido al tráfico hasta final de mes, o la glorieta de Rubén Darío.

Ya en julio se iniciaron este tipo de medidas, que han afectado entre otras a las calles Jorge Juan, José Ortega y Gasset y Alcalá. En todos los casos, el Ayuntamiento trazó itinerarios alternativos para garantizar la movilidad y aseguró la posibilidad de paso para los residentes a sus garajes.

Además, el pasado fin de semana, el cruce entre Goya y Serrano sufrió cortes parciales para poder construir las galerías de servicios de la zona. Ésta fue la primera de las tres fases que conforman el proyecto, y que obligará a cortar la esquina de los impares de Goya con Serrano desde hoy y hasta el viernes, mientras que del 22 al 26 de agosto se ocupará la zona de los números pares.

Así, los trabajos se suman a los que el Ayuntamiento está realizando en la plaza de Colón, dentro del proyecto de reforma del eje Prado-Recoletos y con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL), por el que se reorganizará la glorieta prescindiendo de las fuentes y devolviendo a la estatua del marino italiano al centro de la vía.

TÚNEL ATOCHA-CHAMARTÍN

Esta situación se agrava ahora con la construcción de un pozo de ventilación y tratamiento en el túnel de alta velocidad Atocha-Chamartín, a la altura de los números 95 a 107, junto a la intersección con María de Molina. Así, se han debido reconducir dos carriles y modificar el tránsito de peatones para permitir a Adif ejecutar sus trabajos, previos a la excavación del túnel en sí, que se ejecutará por medio de una tuneladora.

Según la empresa estatal, el trazado tendrá una longitud de 7,3 kilómetros, de los cuales aproximadamente 6,9 discurrirán soterrados. La mayor parte de la excavación se ejecutará con tuneladora, salvo el cruce de la calle Mateo Inurria, que se excavará a cielo abierto (túnel artificial entre pantallas).

El trazado se inicia, en sentido Sur-Norte, en la glorieta del Emperador Carlos V, alcanzando el eje de la calle Alfonso XII. Se mantiene centrado bajo este vial y la calle Serrano hasta la Plaza de la República Argentina, a partir de la cual discurrirá en dirección a la calle de Francisco Suárez, y desde ésta última hasta la calle Mateo Inurria, alcanzando finalmente la cabecera sur de la estación de Chamartín.