18 de septiembre de 2019
6 de agosto de 2009

Canalda y el inspector médico Rodríguez Nava declararán hoy como testigos por el 'caso Lamela'

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid y ex viceconsejero de Sanidad, Arturo Canalda González, y el médico inspector de la Consejería de Sanidad y Consumo, José Luis Rodríguez Nava, declararán como testigos hoy dentro del marco de las investigaciones del 'caso Lamela' que está llevando a cabo la jueza titular del Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid.

A las 10.30 horas abrirá la sesión Canalda, con una declaración prevista de una media hora tras la que será el momento de conocer la versión de Rodríguez Nava.

La citación se sitúa en el marco de las diligencias de investigación incoadas por la querella presentada por el ex director del servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés Luis Montes contra el ex consejero de Sanidad Manuel Lamela, y otros responsables sanitarios.

Después de la comparecencia del propio Lamela el pasado 9 de junio, la jueza continúa la ronda de interrogatorios para dilucidar si en el caso del Severo Ochoa se produjo un presunto delito de denuncia falsa y falsedad, al haber quedado demostrado que no hubo mala praxis en las sedaciones. El doctor Montes pone en el punto de mira a Lamela y seis médicos que elaboraron un informe para apoyar su tesis.

Los médicos son Manuel Gómez Barón, del Hospital La Paz; Hernán Cortes, oncólogo del 12 de Octubre; Dolores Crespo, del Ramón y Cajal; Bartolomé Bonet, del Hospital de Alcorcón; Francisco López Timoneda, del Clínico San Carlos; e Isidoro Álvarez, de la Consejería de Sanidad. A los especialistas se les imputa un delito de falsedad.

Cuando la Consejería tuvo conocimiento de la denuncia anónima de que se estarían produciendo sedaciones irregulares, el ex dirigente popular solicitó el 8 de marzo de 2005 al viceconsejero de Sanidad en aquella época, Arturo Canalda, que indagara sobre los hechos denunciados. En una carta, éste argumentó que la propia Consejería y el Comité de Ética de Getafe habían determinado en 2003 que no había indicios sobre la 'mala praxis' en las Urgencias del Severo Ochoa.

Pese a ello y siguiendo indicaciones de Lamela, Canalda presentó el 26 de mayo de 2005 una denuncia ante un Juzgado de Leganés, en base a lo denunciado por una persona anónima. La denuncia se apoyó en el informe elaborado por los médicos ahora imputados por falsedad.