9 de agosto de 2020
14 de noviembre de 2014

CEIM defiende que la región es la que tiene los "impuestos más bajos" aunque pide mejoras en Sucesiones y Donaciones

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) ha defendido este viernes a través de un comunicado que la Comunidad es la región con los impuestos "más bajos", una tendencia que se consolida con las rebajas tributarias anunciadas ayer por el presidente autonómico, Ignacio González, aunque han pedido mejoras en Sucesiones y Donaciones.

Los empresarios madrileños han opinado que con esta reducción impositiva se permite que tanto los negocios como los ciudadanos madrileños "dispongan de más recursos económicos para destinarlos a la inversión y el consumo, contribuyendo a dinamizar la economía".

No obstante, CEIM ha apostillado que todavía "existe margen" para introducir "ciertas mejoras" en determinados impuestos, como el de Sucesiones y Donaciones.

En este sentido, destacan que si bien la tributación de descendientes, ascendientes y cónyuges está bonificada casi en su totalidad, en cambio, en casos como los hermanos, tíos y sobrinos, "soportan una elevada y desproporcionada carga tributaria, originando situaciones de injusticia social cuando reciben una herencia o donación".

En relación a las medidas de rebaja tributaria anunciadas por González, los empresarios valoran positivamente las dirigidas a dinamizar la actividad empresarial, como la bonificación del 95 por ciento del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en los supuestos de operaciones de compra de suelo industrial en el Corredor del Henares y en la zona Sur de Madrid.

Creen que revertirán en una mayor actividad económica en esas zonas con un alto componente industrial. Asimismo, CEIM ha acogido favorablemente la disminución de la tributación en el IRPF para las rentas más bajas y para las familias, especialmente las numerosas, así como la reducción de diversas tasas autonómicas o incluso la eliminación de algunas de ellas.

Por último, para los empresarios de Madrid todas estas medidas suponen "un paso más en la política de reducción de la carga fiscal de los madrileños, que se viene aplicando en la región desde hace años y que constituye una seña de identidad del actual Gobierno regional".