13 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

CERMI Madrid muestra su preocupación por las Obras Sociales de las Cajas de Ahorro ante la nueva ley reguladora

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid, (CERMI Madrid), ha mostrado este jueves su preocupación ante la reforma por Decreto-Ley de las Cajas de Ahorro, ya que, a su juicio, este nuevo modelo de gestión y desarrollo "no deja nada claro cuál va a ser el futuro de lo que, hasta ahora, era bandera de intervención de las Cajas, su Obra Social".

CERMI Madrid ha recordado que, a través de dicha Obra Social, se han financiado y subvencionado numerosos programas de importante calado social, como el colectivo de la discapacidad, y "no debería estar al albur de nuevas propuestas derivadas de convertir las Cajas en instituciones similares a los bancos".

Según el Comité, "una de la señas de identidad de las Cajas de Ahorro era la ausencia de socios accionistas y, por tanto, el beneficio que se generaba en la gestión de las instituciones debía volcarse en proyectos de acción social", por lo que han afirmado que "si esto se pierde, mucha gente puede pasarlo mal".

Según han asegurado desde CERMI Madrid, "las cajas que prefieran convertirse en bancos, se transformarán en fundaciones que serán accionistas del nuevo banco, gestionarán la obra social y la financiarán con los dividendos". Por tanto, desde la asociación se preguntan qué pasaría con la Obra Social en caso de que dejara de haber beneficios.

Asimismo, el Comité ha asegurado "no entender una Obra Social en la que no esté presente el movimiento asociativo a través de sus órganos de mayor representatividad aunque fuera como asesores expertos en programas de desarrollo social para personas con discapacidad".

Por otra parte, el Comité ve positiva la supuesta 'despolitización' de las Cajas, "aunque esto no significa que vayan a desaparecer los políticos de dichas instituciones, porque podrán seguir siendo consejeros militantes de los partidos que sean nombrados por ayuntamientos, diputaciones o Comunidades Autónomas". "Es decir, que los cargos electos podrán poner personas de su confianza y seguir controlando las entidades", han afirmado desde CERMI Madrid.

"Sería muy lamentable para la sociedad que no se estableciera una seguridad especial para las obras sociales de las cajas si por circunstancias tuvieran que convertirse en fundaciones y no se fiera la seguridad de un futuro estable y adecuada para las mismas", han rematado desde el Comité.