18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 28 de junio de 2008

    Comienza la remodelación en superficie del intercambiador de Plaza de Castilla

    MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La remodelación en superficie del intercambiador de autobuses de Plaza de Castilla, que conforma un terreno de 12.000 metros cuadrados, ha comenzado esta semana con el fin de continuar dando servicio a 13 líneas de EMT y a cerca de 75.000 usuarios al día que utilizan este medio de transporte.

    Tras la finalización del intercambiador subterráneo realizado por el Consorcio Regional de Transportes en Plaza de Castilla, las obras de actuación de ahora van dirigidas a la zona exterior de comunicaciones, así como al vestíbulo norte de Metro, correspondiente a la línea 1, que también se remodelará más adelante.

    Fuentes de la Consejería de Transportes e Infraestructuras indicaron a Europa Press que el objetivo de este 'lavado de cara' es dotar a estas instalaciones "de las mismas condiciones de confort y calidad que los últimos intercambiadores" inaugurados en la región, a la vez que se aprovecha la oportunidad para mejorar las comunicaciones con la red de Metro de Madrid.

    Con estos fines, se han eliminado las actuales dársenas en paralelo en las que se producen interferencias entre usuarios y autobuses, y se instalarán 22 dársenas separadas de la zona de espera de viajeros. Este área será totalmente nueva, climatizada y resguardada de las inclemencias climatológicas, muy similar a las islas situadas en el intercambiador subterráneo.

    El plazo de ejecución de esta remodelación, que cuenta con un presupuesto de 10 millones de euros, será de 12 meses y no supondrá la reducción de carriles de la Castellana a la altura de Plaza de Castilla, manteniéndose los tres existentes más el de autobuses.

    En el caso de la remodelación del vestíbulo del Metro, se llevará a cabo la construcción de tres ascensores, uno a calle y dos a niveles inferiores, y la instalación de una docena de escaleras mecánicas. El presupuesto para esta renovación es de 26 millones de euros, que permitirá también agrandar el vestíbulo y mejorar la comunicación entre la superficie y Metro.

    Con todas las actuaciones, este punto de la capital se convertirá en un núcleo fuerte para la movilidad del norte de la ciudad, que con el intercambiador inaugurado el pasado mes de febrero se conectan también 40 líneas de autobuses interurbanas procedentes de los corredores de la A-1 y de la M-607.