6 de diciembre de 2019
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 29 de junio de 2010

    La Comunidad da instrucciones a Metro para que abra expediente a los trabajadores que incumplen los mínimos

    MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Comunidad de Madrid ha dado instrucciones a Metro de Madrid para que empiece a abrir expediente a todos los trabajadores de Metro que durante la jornada de huelga de hoy no están cumpliendo los servicios mínimos decretados por la Consejería de Transportes e Infraestructuras madrileña.

    Así lo explicó el responsable del ramo, José Ignacio Echeverría, en declaraciones a Telemadrid, recogidas por Europa Press, en la que señaló que aunque la huelga es "legal" los servicios mínimos (su incumplimiento) son "ilegales" y puede traer "repercusiones penales para los que no los están haciendo".

    "Las instrucciones que he dado a Metro y al consejero delegado esta madrugada, a las tres de la mañana, la última reunión que hemos tenido, es que se abran los expedientes a aquellos trabajadores de Metro que incumplen los servicios mínimos y va a ser con todas sus consecuencias", indicó.

    Así, señaló que ya ha dado la orden para que comiencen a abrirse dichos expedientes, que pueden terminar "en despidos" aunque el consejero no quiso precisar cuántos trabajadores pueden verse afectados porque aún no tiene cifras. "Tengo la voluntad y las instrucciones de la presidenta, Esperanza Aguirre, de llegar con ellos hasta el final", insistió.

    A su juicio, "no puede ser" que estas personas, en relación a los trabajadores del suburbano, "pongan la ciudad patas arriba". "Estamos en una auténtica casa de locos y en manos de unos irresponsables", consideró Echeverría, quien añadió que se trata de una "huelga política clara".

    "Lo primero que pretenden es desprestigiar al Gobierno de Esperanza Aguirre, ese es su principal objetivo", indicó el consejero, quien señaló que, además, los sindicatos quieren "demostrar ante sus propios afiliados que la huelga sirve para algo, lo que les pone en duda, y por eso esa posición de dureza".

    Además, añadió que esta actuación de los sindicatos persigue "tapar su falta de actuación cuando quizá ha sido necesaria" y "cuando no se han tomado decisiones ante el Gobierno de Rodríguez Zapatero", indicó el consejero de Transportes, que por otro lado, aclaró que de momento "no ha habido sabotajes".

    El consejero, que pidió disculpas a todos los usuarios "porque el Metro es un servicio público", aseguró que están luchando "con todos los medios" que tienen para "que la normalidad vuelva a Metro" y que, no obstante, están buscando "alternativas", que "no serán tan cómodas como es el Metro", por si la situación continúa: refuerzo de Cercanías, de los interurbanos, y de los autobuses en la ciudad.

    Para leer más