6 de marzo de 2021
31 de enero de 2014

Comunidad dice que el estudio de gerentes sobre Dependencia "miente descaradamente" porque "aprueba a quienes suspenden"

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha asegurado esta tarde que el estudio sobre la aplicación de la Ley de Dependencia elaborado por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales "miente descaradamente" en el manejo de los datos que ha hecho públicos el Sistema de Autonomía Personal y de Atención a la Dependencia, ya que "aprueba a las comunidades autónomas que suspenden claramente en las estadísticas".

La organización, que ha dado a conocer sus conclusiones este viernes en Segovia, analiza una serie de indicadores y suspende a Comunidad Valenciana, que obtiene un 0,4, la peor nota de toda España; seguida de Canarias, con un 0,8. Después están Ceuta y Melilla (1,3), Baleares (2,9), Aragón y Asturias, que empatan con un 3,8, y Madrid, que se queda en un 4,3.

En el aprobado se sitúan Galicia, Navarra, Murcia, con un 5, seguidas de Extremadura, Castilla-La Mancha y Cataluña, las tres con un 5,4; Andalucía (5,8), Cantabria y la Rioja (6,3). En la parte alta de la tabla se ubican Castilla y León y País Vasco con 9,6 y 8,3 puntos, respectivamente.

INCREMENTO DE SOLICITUDES EN MADRID

La directora de Dependencia de Dependencia, Carmen Balfagón, se pregunta cómo son posibles estas puntuaciones, cuando la Comunidad de Madrid, según todos los datos oficiales, ha experimentado un crecimiento de solicitudes de reconocimiento de situación de dependencia del 1,4 por ciento en el último año, "mientras que Cataluña y Andalucía han sufrido sendas reducciones del 0,3 y del 4 por ciento, respectivamente".

En lo que se refiere a dictámenes en los que se reconoce algún grado de dependencia a los solicitantes, la Comunidad ha tenido un crecimiento del 4 por ciento, "frente a Cataluña, que presenta tan sólo un aumento de un aumento 0,03 por ciento y Andalucía, con una más que notable disminución del 7,7 por ciento".

En lo referido a las personas atendidas con un servicio de prestación del catálogo del Sistema para la Autonomía a la Dependencia, en el año 2013, comparado con el año procedente, la región madrileña experimentó un importante crecimiento del 9,6 por ciento, "mientras que Cataluña aumentó tan sólo un 1,5 por ciento y Andalucía experimentó una importantísima reducción del 11,8 por ciento", ha señalado Balfagón.

En cuanto a los servicios y prestaciones del catálogo de prestación a la Dependencia, a 31 de diciembre de 2013, según datos del Imserso, la Comunidad de Madrid tenía concedidos 4.324 servicios de prevención de la Dependencia y promoción de la autonomía personas. "En cambio, Andalucía todavía no tiene aprobado ninguno, pesa haber transcurrido seis años de vigencia de la Ley", ha apuntado.

Sobre Teleasistencia, que es el servicio de menor intensidad protectora y menor coste para las administraciones, la directora de Dependencia ha precisado que en la región madrileña siempre se concede como servicio complementario a otra prestación, "con excepción en la atención residencia mientras que para la Junta de Andalucía, tiene la consideración de servicio independiente".

"A 31 de diciembre, este servicio constituyó el 13,5 por ciento del total del catálogo madrileño, en colaboración con otros servicios, casi siempre con ayuda domiciliaria; mientras que en Andalucía, siendo éste el único servicio que recibe el usuario, se dispara hasta el 24,9 por ciento del total de los servicios que presta la Junta", ha indicado.

Además, Balfagón ha destacado que en la Comunidad de Madrid, en muchos casos, es un servicio transitorio hasta que la situación de dependencia se agrava. "En el caso de Andalucía y sin explicación aparente por los datos los datos, este servicio ha disminuido un 16 por ciento, mientras que en Madrid ha bajado un 8 por ciento porque los usuarios han accedido a otros servicios de mayor protección", ha explicado.

Respecto a los centros de día, uno de los más costosos, a fecha 31 de diciembre de 2013, representa el 10,6 por ciento de los servicios y prestaciones concedidos por la Comunidad, "frente al 4,7 por ciento en el caso de Cataluña y el 5,1 por ciento de la Junta de Andalucía".

Además, en atención residencial, un servicio plenamente intensivo de atención a al personas y el más caro para las administración, en la misma fecha en Madrid un 16,8 por ciento de los dependientes lo disfrutaba. "En Cataluña sólo alcanza el 11,5 y en Andalucía en un 8,4 por ciento", ha especificado la responsable madrileña de Dependencia.

AUMENTO DE PRESTACIONES ECONÓMICAS

En cuanto a la prestación económica o cheque servicio, que promueve la libertad de elección del ciudadano para elegir el servicio y el prestador del mismo que el usuario considere adecuado, la Comunidad de Madrid ha experimentado un incremento del 89,7 por ciento, al pasar de 5.001 a 9.489 prestaciones en el último año.

Sin embargo, según ha matizado, durante el mismo periodo Cataluña estas prestaciones se incrementaron un 2,5 por ciento y Andalucía disminuyeron un 11,7 por ciento.

Balfagón también ha hablado de las prestaciones económicas en el entorno familiar de apoyo a cuidadores no profesionales. "La Comunidad ha sido prudente en la aplicación de esta prestación. Esta prestación sólo llega al 26,9 por ciento de los dependientes; sin embargo, en Cataluña aumenta al 55,1 por ciento y en Andalucía al 41,5 por ciento, lo que revela que se trata de un subsidio dirigido más a la familia que a la propia persona dependiente", ha afirmado.

Por todo ello, la directora general de Dependencia de la Comunidad de Madrid ha concluido que teniendo en cuenta los últimos datos publicaciones por el Imserso, la región "ha logrado posicionarse a la cabeza del reconocimiento de las situaciones de dependencia, habiendo desarrollado un modelo abierto, libre, moderno, profesionalizado y fiel a la Ley".

"Sin embargo, Andalucía ha renunciado al verdadero espíritu de la ley, volcándose a prestaciones de naturaleza más parecida a subsidios que a los servicios y prestaciones que defiende la Ley de Dependencia", ha apostillado.

Todos estos datos, a juicio de esta responsable madrileña, "ponen en duda" el informe que ha hecho público hoy la asociación, por lo que ha pedido a la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales que acepten las invitaciones de reunión que les ha ofrecido "en reiteradas ocasiones" con objeto de contrastar estos datos, "que por otra parte son los que refleja el Sistema Nacional de Dependencia, donde participan todas las comunidades y que no han sido puestos en duda por ninguna de ellas".

Carmen Balfagón entiende que el estudio es "una manipulación clara y descarada con fines que nada tienen que ver con la defensa que esta asociación debería hacer de las personas dependientes y de la aplicación de la Ley, pues a aprueba a quien claramente suspende en las estadísticas del Imserso".

Por último, ha aseverado que la Comunidad de Madrid "no debe ni un sólo euros" a las personas dependientes en materia de prestaciones y ha preguntado a la asociación que diga "cuánto debe Andalucía y en cuánto tiempo les están pagando".