23 de noviembre de 2019
  • Viernes, 22 de Noviembre
  • 29 de julio de 2009

    La cría de rinoceronte nacida en el Zoo de Madrid se llamará Cronos por elección del público infantil y pesa ya 150 kilos

    MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La cría de rinoceronte blanco que el pasado 29 de abril nació en el zoo de Madrid, el primero engendrado por inseminación artificial en España y el tercero en el mundo, se llamará Cronos por elección del público infantil, informó hoy el parque zoológico en un comunicado.

    Frente a la opción de Olimpo, elegida porque el nacimiento se produjo en los días previos a que miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) visitar Madrid para evaluar la candidatura española a los Juegos de 2016, triunfó el nombre del dios griego, aunque tan sólo por seis puntos de diferencia.

    Cronos ha cumplido hoy tres meses, y se calcula que ya pesa unos 150 kilos, lo que quiere decir que ha aumentado su peso casi un 150 por ciento en estos 30 días desde los 60 kilos que se calcula que pesaba al nacer.

    Este crecimiento tan rápido es un mecanismo defensivo; los rinocerontes como otros grandes mamíferos tienen su mejor defensa en su gran tamaño y peso. Así, sus depredadores naturales nunca atacan a los adultos, que pueden llegar a pesar dos toneladas y media. Pero una cría, en un descuido de su madre, podría ser vulnerable al ataque de los leones.

    Además de su peso, Cronos está experimentando un importante cambio, ya que el segundo cuerno característico de esta especie, el más cercano a los ojos, le está creciendo y en unos meses será totalmente visible.

    Por su parte Marina, sigue actuando como una autentica madraza. El equipo técnico de Zoo está muy satisfecho de su comportamiento y está a la espera de saber si la inseminación que se le hizo en junio ha dado sus frutos y, por tanto, Cronos tendrá un hermano o hermana el próximo año.

    En cuanto a su padre, parece que su relación es buena y que el contacto físico y visual que están teniendo a través de la reserva, hace pensar que para el final del verano se podrán unir plenamente.

    Desde el nacimiento de Cronos, la cría de rinoceronte se ha convertido en la estrella del verano en el Zoo. Su instalación es la más visitada ya que frecuentemente se puede ver a familias que eligen ese lugar para hacer un descanso en su recorrido y así poder disfrutar de las 'monerías' del jovencito, corriendo, trotando, y explorando cada rincón de su hábitat, siempre delante de su madre y bajo su atenta mirada.