14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • Sábado, 12 de Octubre
  • 1 de noviembre de 2009

    Desolación entre familiares al encontrar 100 nichos exhumados sin previo aviso en una manzana del cementerio La Almudena

    MADRID, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Los lloros y la desolación han cundido esta mañana en una manzana del cementerio de La Almudena al comprobar los familiares que iban honrar a sus difuntos que las lápidas de ese sector estaban destrozados y los restos de sus seres queridos habían sido exhumados "sin previo aviso".

    Así lo relató hoy a Europa Press uno de los afectados, el abogado Javier Miana. Según sus palabras, a lo largo de la mañana de hoy las personas que se acercaban a visitar las tumbas y dejar flores de sus allegados fallecidos, enterrados en la zona antigua del camposanto, concretamente en el cuartel 2A manzana 75, se toparon con más de cien lápidas levantadas y rotas y la misma cantidad de hoyos donde antes había ataúdes.

    "He ido a visitar las lápidas de mis abuelos y bisabuelos, como todos los años por la festividad de Todos los Santos, y me he encontrado que en ese lugar parecía que hubiera caído una bomba o los restos de un campo de batalla. Las cruces y los mármoles estaban esparcidos por cualquier parte y habían desenterrado los restos humanos, dejando en su lugar decenas de cráteres", explicó.

    Asimismo, el letrado señaló que, ante tal cuadro, su madre, al igual que otras personas mayores que comenzaron a llegar al lugar "empezaron a llorar", ya que, según indicó, nadie les había avisado de ese procedimiento. "No sé si la exhumación es legal y correcta, pero deberían habernos avisado con tiempo", relató.

    Los familiares afectados intentaron pedir explicaciones 'in situ' a algún responsable del cementerio de La Almudena sin éxito. "No hay ni tan siquiera un cartel informativo, sabiendo la afluencia de gente que acude al camposanto un día como hoy. Ni tampoco estaba el perímetro del destrozo delimitado", señaló.

    Miana calificó de "atropello superdesagradable" lo sucedido y las escenas vividas esta mañana en ese sector del cementerio. "La gente no ha podido poner sus flores en ningún sitio ya que, si nos hubieran informado del cambio, podíamos ir al lugar donde hubieran depositado los restos y dejarlas allí", agregó.

    "NO SE PUEDE PERDER ASÍ EL RESPETO A NUESTROS MAYORES"

    El abogado denunciante señaló que los operarios municipales debieron haber desenterrado tumba por tumba durante varios días, ya que no se observaban signos de la presencia de excavadoras. Señala que las nichos son perpetuos, aunque estudiará si por alguna modificación administrativa se ha procedido a retirarlos.

    "Sólo he visto un lápida en pie, que seguro que era de una persona que estaba allí en el momento del atropello y no les dejó tirarla. Pero hay que advertir que mucha gente sólo viene aquí el día 1 de noviembre. Si esto lo denunciamos ante la opinión pública, quizá al año que viene cualquiera se encuentra con este desagradable problema. Si a mí me hubiera informado, quizá hubiera trasladado los restos de mis abuelos a un cementerio de un pueblo más pequeño, que seguro que allí iban a durar más", prosiguió.

    Por todo ello, Miana anunció que mañana mismo reclamará información al Ayuntamiento de Madrid y, de no darle una explicación convincente sobre lo ocurrido, emprenderá las acciones legales oportunas. "Esto no puede quedar así. Es una acción impresentable y execrable porque han jugado con los sentimientos de las personas. Por mucho que sea un gran ciudad, Madrid no se puede perder el respeto así a nuestros mayores", criticó.