5 de agosto de 2020
4 de julio de 2020

Discotecas y bares de copas abrieron más en la Sierra y menos en la capital con signos positivos para el sector del ocio

En Malasaña la apertura ha sido del 25% y la mayor proporción se registra en locales en zonas de segunda residencia

Discotecas y bares de copas abrieron más en la Sierra y menos en la capital con signos positivos para el sector del ocio
Sillas en la pista de baile de la discoteca La Cartuja (Calle de la Cruz, 10) para impedir que ésta se utilice, horas antes de su reapertura tras el parón por el COVID-19, en Madrid (España), a 3 de julio de 2020. - JOAQUIN CORCHERO - EUROPA PRESS

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las discotecas y bares de copas de la Comunidad de Madrid han reabierto de forma desigual, con mayor proporción en las zonas de segunda residencia como es el caso de los municipios de la Sierra, que reciben más visitantes los fines de semana, y en menor medida en Madrid capital, pues zonas como Malasaña que presentaron índices del 25 por ciento.

El sector ha asegurado que la reapertura ha sido "positiva" como "primer paso" en la recuperación hacia la normalidad al comprobarse que las medidas preventivas y de seguridad en los locales "funcionan" y que el cliente ha comprobado que sigue "siendo divertido" acudir a estos establecimientos en sus opciones de ocio.

Así lo ha indicado a Europa Press el portavoz de la asociación de empresarios de ocio nocturno de la Comunidad de Madrid 'Noche Madrid', Vicente Pizcueta, para subrayar que anoche abrieron unos 800 establecimientos de la región, el 32 por ciento de los 2.500 existentes en la comunidad.

Pizcueta ha recalcado que "lo relevante" de estos datos es la distribución de aperturas por zonas, al apreciarse que el ocio nocturno es más pujante en la Sierra y zonas de segunda residencias, pues ahora reciben visitantes de Madrid que optan por estos destinos. Ello lleva a que discotecas y bares de ocio nocturno de estos municipios hayan abierto de forma casi total.

En menor volumen de aperturas se encuentran municipios de zonas periféricas a la capital, como puedan ser Fuenlabrada, Getafe o Leganés, donde había "ganas de abrir", y con porcentajes inferiores en Madrid capital.

Por ejemplo, el portavoz de Noche Madrid ha explicado que en Malasaña, zona icónica del ocio nocturno madrileño, han abierto uno de cada cuatro discotecas y bares de copas (un 25%).

En este sentido, en el término municipal de Madrid han reabierto 300 discotecas y bares de copas aunque la previsión es que en la capital como en el resto de ciudades de la región es que la reapertura sea "mayor" este sábado, que podría alcanzar el 35 por ciento.

NO ABREN GRANDES DISCOTECAS PERO SÍ CLUBS DE MODA

Pizcueta ha enfatizado que las grandes discotecas y salas de concierto no abrieron ayer pero sí ha celebrado la respuesta del "segundo peldaño": los locales con capacidad para 500 personas y "clubs de moda". En estos locales el balance ha sido positivo con una respuesta mayor de la esperada, donde ha funcionado bien los "reservados" y "las barras".

El portavoz de 'Noche Madrid' ha especificado que el sector constata que las escapadas de madrileños durante el mes de julio van a ser "enormes", pues un importante sector de la población opta ahora por ocio familiar asociada a esa segunda vivienda.

A ello se suman escapadas de fin de semana a la costa, ya sea a zonas como Cantabria, Levante o del sur de España, lo que unido a la escasez de turismo, hace que el sector del ocio nocturno se vaya a "resentir".

Por otro lado, Pizcueta ha añadido que el sector está operando al 30 por ciento de su capacidad, por debajo del 40 por ciento del aforo permitido en el decreto de nueva normalidad.

En este punto, ha subrayado que la desescalada va a ir en aumento con el tiempo y este "ensayo" de las medidas establecidas por el coronavirus en discotecas y bares de cosas "va a ir muy bien", a tenor de la experiencia de anoche, pero respetando también la "idiosincrasia" de este negocio, basada en la "diversión y la interacción".

Desde 'Noche Madrid' han apuntado que han funcionado los reservados y las reservas de grupos de hasta 25 personas y también la consumición en barra, donde se genera también esa interacción social respetando la distancia social.

En este sentido, pese a los malos datos económicos generados por la crisis y de convocatoria de público, hay signos que "permiten ver la esperanza" porque el concepto de la discoteca como espacio de diversión se "mantiene".

El objetivo para próximas semanas es recuperar en Madrid la pista de baile, como ya ha ocurrido en Galicia, con un recinto "perimetrado" y fijada su capacidad acorde con la distancia de seguridad.