22 de marzo de 2019
26 de junio de 2008

Ecologistas critica que Comunidad y Ayuntamiento avisaran 'a posteriori' del episodio de contaminación por ozono de ayer

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción criticó hoy a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la capital por haber avisado 'a posteriori' sobre la superación del nivel informativo de contaminación por ozono troposférico.

La organización ecologista consideró que los medios empleados para avisar a la población no son suficientes y denunció el "tremendo esfuerzo" que hacen las administraciones para promover más carreteras, "y con ellas más tráfico y más contaminación" y la "escasa atención" que recibe la prevención e información sobre la contaminación, a "pesar de su relevante efecto sobre la salud pública".

De acuerdo con los datos facilitados por la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y el departamento del mismo ramo del Ayuntamiento de la capital, la estación de Casa de Campo registraba un nivel de 194 microgramos por metro cúbico a las 18.00 horas, mientras que la de Marqués de Vadillo alcanzaba los 187 microgramos por metro cúbico en el mismo momento.

A su vez, Majadahonda anotó a las 17.00 horas 185 microgramos por metro cúbico, una hora más tarde 199 microgramos, a las 20.00 horas 215, y una hora después 206 microgramos por metro cúbico. Asimismo, la estación de Collado Villalba registró 185 microgramos a las 18.00 horas, 200 una hora después y 184 microgramos por metro cúbico a las 21.00 horas.

Según Ecologistas, en el resto de la región, 20 de las 23 estaciones registraron ayer por la tarde niveles "escandalosos", que superaban los 120 microgramos por metro cúbico.

Asimismo, criticaron que tanto la Comunidad como el Ayuntamiento no previeron estos episodios y que a las 20.00 horas la población madrileña "apenas estaba informada". En cambio, fuentes de la Consejería de Medio Ambiente indicaron a Europa Press que los sistemas de prevención funcionaron correctamente y se pusieron en marcha los protocolos de aviso e información a los medios de comunicación y a las Ayuntamientos cuando se superaron los umbrales, tal y como marcan las directrices europeas y el Plan Azul.

La organización ecologista alertó de los efectos sobre la salud de los altos niveles de ozono, que van desde la disminución de la capacidad respiratoria hasta la pérdida de vitalidad, alteraciones del sistema inmunológico, dolores de cabeza, irritación de ojos y problemas cardíacos. Su presencia daña a las personas afectadas por asma --más del 5 por ciento de la población--, alérgicas y con problemas respiratorios, y a los niños y personas mayores por razones distintas. Se desaconseja toda actividad física, laboral o deportiva, al aire libre, a partir de ciertos niveles.